Finalmente el momento tan esperado por arqueólogos y aficionados a la historia antigua, ha llegado. Luego de meses de excavaciones intensivas en el gran montículo funerario en Anfípolis, en la colina Kasta, al norte de Grecia; y especulaciones sobre su ocupante y relación con Alejandro Magno, se han descubierto restos humanos en un sarcófago escondido en una bóveda debajo de la tercera cámara de la tumba.

amphipolis-tomb-sarcophagus

La bóveda fue hallada hace pocos días cuando los arqueólogos terminaban de limpiar los escombros del suelo de la tercera cámara. Mide 4 por 2.1 metros y estaba sellada con piedra caliza. De acuerdo a un anuncio de Mega TV News, posterior a la remoción de este sello y a excavar aproximadamente 1.6 metros, los investigadores dieron con un sarcófago de caliza de 3.2 por 1.6 metros.

Dentro del sarcófago había un ataúd de madera cerrado con clavos de hierro y bronce. Los huesos fueron hallados tanto dentro como fuera del ataúd junto con artefactos decorativos.

El Ministerio de Cultura de Grecia anunció que este sepulcro oculto dentro del montículo funerario provee mayor evidencia sobre la alcurnia e importancia de su ocupante. Los restos serán ahora analizados por especialistas en un intento por desentrañar su identidad.

Hasta el momento la evidencia descubierta en varias partes de la tumba indican que sería alguien relacionado con Alejandro Magno, siendo la teoría más popular aquella que sostiene que se trata de su madre, Olimpia.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario