Científicos e investigadores de la Universidad Estatal de Dakota del Norte y del Instituto Smithsoniano de Washington, ambos en EE.UU., encontraron recientemente en la Antártida los fósiles congelados de dos alas de un insecto de 2,36 y 2,40 milímetros, informa Zoo Keys.

Glaciar Beardmore, Antártida.

Glaciar Beardmore, Antártida.

Los análisis de los restos fosilizados, que fueron localizados cerca del glaciar Beardmore, han permitido establecer que pertenecieron a un escarabajo extinto al que los descubridores han bautizado como Antarctotrechus balli, y que datan de entre 14 y 20 millones de años de antigüedad.

Alas del escarabajo fosilizado encontrado en la Antártida.

Alas del escarabajo fosilizado encontrado en la Antártida.

Los descubridores recalcan la importancia del hallazgo, ya que es la primera vez que se encuentra un insecto fosilizado en la Antártida, lo que podría indicar que hace millones de años en ese continente prevalecía un clima cálido con presencia de árboles.

2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
dic 4, 2016
10:10
#1 MLB:

ah buenoooo….tenian que encontral este insecto para saber del cambio de los polos en la antiguedad???? hace 200 años por los animales prehistoricos de climas selvaticos, por los helechos encontrados todo en zonas de frio extremo y en las frias estepas de Siberia se supo, lo del insectito, todo bien, pero no agrandemos la cosa, se encontro y ya!!!!!

Reply to this commentResponder

abr 10, 2018
16:43
#2 Gladys Morrison:

@MLB: 200 años no son nada en edad geológica, además, hace ese mismo tiempo los polos estaban congelados, igual que ahora. No se si te diste cuenta de que la nota menciona que el escarabajo en cuestión, a quien pertenecían estas alas, existió hace entre 14 y 20 millones de años, y la importancia de este hallazgo radica en que nunca antes se habían encontrado evidencias de insectos (o artrópodos) en los polos, ni vivos, ni de fósiles de los mismos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario