Una de las noticias de esta semana fue la caída de un meteorito acompañado de una intensa luz y un fuerte estruendo, que incluso causó un sismo de 2 grados Richter en el área de Detroit, Míchigan. El fenómeno, registrado desde varios ángulos por los ciudadanos y la propia NASA, también atrajo a «cazadores de meteoritos» que hasta el momento lograron hallar tres pequeños fragmentos de la roca espacial.

Uno de los fragmentos encontrados.

Uno de los fragmentos encontrados.

El meteorito protagonista del suceso pasó sobre el área metropolitana de Detroit para caer en las afueras, cerca de la localidad de Hamburg Township (a 68 km de Detroit), en el condado de Livingston. Según los expertos, gran parte del de la roca se fragmentó en miles de pedazos cuando estaba a unos 30 kilómetros de tocar la superficie, diseminando fragmentos en un área de 4 kilómetros.

Cazando meteoritos

Robert Ward, un aficionado a las ciencias planetarias, se desplazó junto a una docena de cazadores de meteoritos hasta Hamburg Township, donde logró encontrar tres fragmentos meteoríticos en menos de 4 horas.

«Es realmente un espécimen espectacular», declaró Ward a Detroit Free Press, enseñando una de las rocas más grandes que encontró en el lago congelado de Hamburg Township. «Hace dos días esto estaba a cientos de miles de kilómetros más allá de la Luna y ahora lo tengo aquí, en mis manos».

Robert Ward.

«Vi un pequeño punto negro y ahí estaba. Tuve mucho suerte en encontrarla y seguramente hay más por allí», agrega.

Meteorito a valor oro

Cada meteorito recuperado representa una pequeña ayuda para obtener más conocimiento sobre como los planetas y otros cuerpos del Sistema Solar se formaron, por esto son extremadamente valiosos.

«Los meteoritos son más inusuales que el oro, platino, diamantes o esmeraldas. Poseer uno es la única forma de tocar el cosmos, y la demanda por esta experiencia es muy alta alrededor del mundo», dice una publicación en la plataforma eBay de la empresa Kellyco Metal Detectors, que indica que estos hallazgos alcanzan cifras de hasta 300 dólares por gramo.

Larry Atkins, otro cazador de meteoritos, mostrando su hallazgo.

En el caso del meteorito de Míchigan, ya existe una gran demanda del mismo, con personas como Darryl Pitt, asesor para la casa de subastas Christie de Nueva York, quien ha ofrecido 20.000 dólares por cada kilo recuperado.

«La cantidad de fragmentos de meteoritos en existencia pesa menos que la producción anual de oro nivel mundial», señala Pitt. «Cada meteorito recuperado aquí, cada uno, se vende por al menos su peso en oro».

¿Cómo encontrarlos?

Para detectar fragmentos de meteoritos, los que saben recomiendan tener un buen sentido de la topografía y de las rocas del área, para buscar aquello que parece fuera de lugar. Un buen detector de metales, también ayudará en la tarea.

Ward, que voló desde Prescott, Arizona, hasta Detroit, destaca que a medida que pasen las semanas y la espesa nieve se derrita, se volverá más fácil encontrar las rocas.

2 comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
ene 20, 2018
2:50
#1 Adolfo:

Dada su escasa masa (como la de los mostrados en las fotos del artículo) al hacer impacto con el suelo, no dejan cráter, pero al caer sobre la nieve son fácilmente distinguibles, pues, ¿que hace una roca allí a menos que haya sido depositada por alguien (muy improbable) ó se trate de un meteorito? Además, rocas de ese tamaño no son transportadas por el viento, a menos que haya un tornado involucrado.

Reply to this commentResponder

ene 20, 2018
18:00
#2 HORACIO..:

@Adolfo: excelente y profundo razonamiento..brillante conclucion..;)

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario