Israelíes han descubierto un inusual tesoro de la era de Alejandro Magno en una cueva de Galilea, que puede arrojar luz sobre el turbulento período que siguió a su muerte en el 323 a.C., cuando sus herederos se disputaban el imperio.

Alejandro Magno, regente del ancestral reino de Macedonia, lideró una exitosa campaña militar a través del Medio Oriente y partes de Asia, inculcando la rica cultura griega en cada lugar. Marca indeleble de ello es el hecho que 20 ciudades llevan su nombre, incluyendo Alejandría en el antiguo Egipto.

Alejandro Magno, regente del ancestral reino de Macedonia, lideró una exitosa campaña militar a través del Medio Oriente y partes de Asia, inculcando la rica cultura griega en cada lugar. Marca indeleble de ello es el hecho que 20 ciudades llevan su nombre, incluyendo Alejandría en el antiguo Egipto.

Un conjunto de monedas de plata con la efigie del rey macedonio y varios objetos de bronce, entre ellos un brazalete, anillos y pendientes, han aparecido en una cueva «cuya ubicación es mantenida en secreto para evitar un posible saqueo», informó el lunes la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA).

«Es uno de los descubrimientos más importantes realizados en estos últimos años en el norte, y descifrar los secretos de la cueva demandará mucho tiempo», dice un comunicado de ese organismo oficial.

De acuerdo a The Jerusalem Post, los afortunados son tres espeleólogos aficionados que se internaron en la cueva de estalactitas para preparar una visita guiada al lugar y vieron un destello en el suelo. Para su sorpresa, se trataba de monedas de gran antigüedad, por lo que alertaron a los arqueólogos, que desde entonces han desenterrado un pequeño alijo de la era de Alejandro Magno.

Parte del tesoro encontrado.

Cabe destacar que de un lado de las monedas encontradas se distingue el perfil de Alejandro Magno, mientras que del otro lado figura la imagen de Zeus sentado en su trono y levantando su brazo para arrojar sus fulminantes rayos.

Pero, ¿cómo llegó el tesoro allí? «Probablemente estos objetos valiosos fueron escondidos en la cueva por residentes locales que escapaban durante el período de desasosiego que siguió a la muerte de Alejandro», opina el Dr. Eitan Klein, director de la Autoridad para la Prevención del Robo de Antigüedades.

Al parecer, sus dueños originales jamás regresaron a buscar el tesoro, y los valiosos objetos permanecieron en la cueva que no solo ofició de caja fuerte, sino también de cápsula de tiempo que conservó intacto el recuerdo de aquellos presuntos refugiados de hace 2.300 años.

«Después de analizar los objetos en el laboratorio de la IAA, los arqueólogos indicaron que algunos de ellos datan del período Calcolítico (hace 6.000 años), otros de principios de la Edad de Bronce (hace 5.000 años), de los tiempos bíblicos (hace 3.000 años), y finalmente del período Helénico (aproximadamente 2.300 años atrás)», escribe The Jerusalem Post.

El hallazgo se produce poco después que buzos dieran con 2.000 monedas de oro en el fondo del puerto antiguo de Cesarea, Israel. Estas monedas, que tienen cerca de 1.000 años de antigüedad, constituyen el mayor tesoro de su clase encontrado en ese país.

Publicado el 10 de marzo de 2015 1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
ene 22, 2017
21:49

LaaaaaaaaaaaaaaasaaaaaaaaaaaaaaAa ydas halladas en Israel, y el año pasado y la tumba de Hefesión. Los nueve de la fama,no pensé que Así los llamarán.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario