En un futuro no muy lejano, el 99.99 por ciento de los empleos existentes en el mundo son automatizados. Solo una joven llamada Alice conserva el único trabajo aún hecho por un humano. Ese es el escenario presentado en el corto ‘The Last Job on Earth’, que pretende ilustrar la posible distopía a la que nos acercamos como sociedad cada vez más dependiente de las máquinas.

La animación fue realizada por Moth Collective en colaboración con la sección ‘Negocios Sustentables’ del periódico The Guardian. Está acompañada por un artículo que intenta ver las posibilidades positivas que nos podría ofrecer el mundo post-empleo y expone la renovación idiosincrática a realizar con el fin de adaptarse a la realidad que se avecina.

«Una sociedad de empleo reducido es sólo una distopía si el sistema está pensado para distribuir recompensas a través del trabajo. A principios del siglo 19, los socialistas utópicos intentaron no solo imaginar una alternativa, sino implementarla en comunidades cerradas inspiradas por los escritos del filósofo francés Charles Fourier», se lee en la nota del periódico británico.

Cabe destacar que el frío optimismo del artículo se opone en cierta manera a la sublime melancolía del corto animado, donde la tecnología ha creado islas de humanidad rodeadas por un enorme e insondable mar cibernético.

Publicado el 21 de febrero de 2016 2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
feb 21, 2016
17:22
#1 Dani:

Hace 30 años se preveia para el año 2000, cosas futuristas tipo coches antigrativatorios; y no pasó nada de eso. Me parece algo acelerado ese vaticinio.

Reply to this commentResponder

feb 21, 2016
18:36
#2 gera:

Genial!espero ver mas animaciones de ese tipo!

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario