Richard Gross, científico del Jet Propulsion Laboratory, de la NASA, ha comprobado que, tras el terremoto del pasado viernes en Japón, el eje de la Tierra se ha desplazado alrededor de 15 centímetros, el doble que durante el terremoto de Chile de 2010. «Según mis cálculos -asegura el investigador- la duración del día se ha acortado en 1,8 millonésimas de segundo». Un tiempo al que hay que añadir las 1,2 millonésimas de segundos que perdimos tras el terremoto chileno.

Los datos iniciales sugerían, el viernes, que el terremoto desplazó 2,4 metros la isla de Honsu, la principal del archipiélago, y que movió el eje de la Tierra unos diez centímetros. Pero análisis posteriores y más detallados han hecho crecer esa cifra hasta los 15 centímetros lo que tiene una consecuencia directa sobre la duración de los días. Al principio se dijo que como consecuencia del seismo los días se habían acortado en 1,6 millonésimas de segundo. Ahora los expertos creen que se han acortado en 1,8 millonésimas de segundo y advierten que posteriores estudios podrían volver a modificar estas cantidades.

Un día terrestre dura cerca de 24 horas, o lo que es lo mismo, unos 86.400 segundos. A lo largo del año, esa duración varía cerca de un milisegundo (o mil millonésimas de segundo), debido a las variaciones estcionales en la distribución de la masa del planeta. Además, la Tierra realiza, de forma natural, sus propias redistribuciones de masa, la mayor parte de las cuales tiene lugar como consecuencia de las interacciones de las placas tectónicas.

Estas imágenes muestran los efectos del tsunami en la costa de Japón. La imagen de la izquierda fue tomada el 5 de septiembre de 2010; la imagen de la derecha fue tomada el 12 de marzo de 2011, un día después del terremoto y el consecuente tsunami que azotó la nación isleña.

Terremoto en Chile

En febrero de 2010, por ejemplo, la placa de Nazca se movió y la consecuencia fue un seismo destructivo en Chile. Esta clase de movimientos «de empuje», sin embargo, tienen también el efecto de alterar la rotación terrestre. «En un evento de empuje -explica Gross- una placa tectónica se desliza debajo de otra, y puede desplazarla hacia arriba o hacia abajo».

Y cuando la placa de Nazca se deslizó bajo la placa suramericana y la movió hacia el eje terrestre, las leyes de la Física nos dicen que la rotación de nuestro planeta sufrió una pequeña aceleración. De la misma forma, el terremoto de 2004 en Sumatra también redistribuyó la masa de la Tierra, causando una aceleración en su velocidad de rotación (los días se acortaron entonces 6,8 millonésimas de segundo).

Un efecto, por otra parte, que se contraarresta con la pérdida de grandes masas heladas en Groenlandia durante los últimos años (que también es una redistribución de masas), y que ha provocado el efecto contrario, ralentizando la Tierra y «devolviendo» al día una parte del tiemo perdido.

En resumen, según se distribuya la masa alrededor del eje de rotación terrestre, ésta ejerce un efecto de aceleración o de frenado. Se trata del mismo principio gracias al que funcionan algunos juguetes infantiles, generalmente pelotas de plástico en cuyo interior hay una bola metálica. Al hacerlas rodar, la bola metálica también se mueve, y según sea su posición, hace que la pelota acelere a peqqueños tirones o se frene.

Por supuesto, en el caso de la Tierra, los desplazamientos de masa, sean del origen que sean, afectan a su velocidad de rotación, y por lo tanto a la longitud del día.

Publicado el 14 de marzo de 2011 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
mar 15, 2011
0:32
#1 Elena:

Muy importante el informe.

Reply to this commentResponder

mar 19, 2011
9:54
#2 PABLO:

Este informe me demuestra que la hipótesis de GAIA es afirmativa al menos en principio. GAIA al perder masa en los cinturones polares tiene que re-equilibrar pues en esos eventos polares se produjo una aceleración o acortamiento de los días, y a partir de los lamentables terremotos de gran magnitud para nosotros los humanos, GAIA genero un acortamiento o desaceleración de la duración de los días que había perdido con los desprendimientos de grandes masas de hielo en los polos, gracias a los terremotos que acortan los días llevando al planeta(GAIA) a nuevo equilibrio en su rotación.

Reply to this commentResponder

ago 15, 2017
19:22

Interesantes noticias relacionadas con hallazgos arqueológicos en nuestra América Central, Guatemala, centro de lo relacionado con el “Popol-Vuh”, esos relatos cosmogónicos acerca del origen de la Creación, de su gente y de sus dinastías gobernantes. Por otra parte, noticias acerca de los grandes Cataclismos que han afectado a nuestro Planeta en los últimos tiempos, comenzando por el más grande de todos por su intensidad y consecuencias, como el Terremoto que vivimos los Valdivia nos y todo el Sur de Chile el 22 de mayo de 1960, no mencionado en estos informes, grado 9.5, o superior, pues con mi Familia lo vivimos en una Isla de dos kms. de longitud, en medio de dos ríos y tiene que haber sido 9.8, pues fue algo nunca visto(yo tenía 15 años) y lo recuerdo muy bien. Sin duda que también la Tierra ya cambió su EJE en esa ocasión, aparte del hundimiento de metro y medio en promedio, caída de cerros, cambio de curso de los rios y una alteración general entre Concepción y Chiloé, una extensa zona de nuestro querido Chile. Gracias por vuestros comentarios.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario