Este fin de semana, el firmamento nocturno se verá decorado con cerca de 150 estrellas fugaces por hora, en lo que es el pico de las Perseidas; popularmente conocidas como las lágrimas de San Lorenzo, y cuyo origen se halla en el cometa 109P/Swift-Tuttle. Miles de años desde ahora, este mismo cometa podría propinar una extinción masiva a la Tierra.

swift-tuttle-hits-earth

Descubierto por Lewis Swift y Horace Parnell Tuttle el 19 de julio de 1862, el cometa posee un diámetro de 26 kilómetros y su órbita alrededor del Sol tiene un período de 135 años. Si bien la probabilidad es extremadamente baja, los expertos dicen que existe una pequeña chance de que su órbita se vea alterada por una «patada gravitacional» por parte de Júpiter y termine impactando en la Tierra con una potencia 30 veces mayor a aquella que aniquiló a los dinosaurios.

La órbita del Swift-Tuttle no es ningún misterio para los científicos, que ya han determinado donde estará durante los próximos 2000 años. No ha cruzado el sistema solar interno desde 1992 y no lo volverá a hacer hasta el año 2126.

Cometa 109P/Swift-Tuttle.

El cometa 109P/Swift-Tuttle (foto) se mueve 4 veces más rápido que el que aniquiló a los dinosaurios y es un 260 % más grande.

De acuerdo al astrofísico Ethan Siegel, los cálculos actuales muestran que la Tierra estará «100 % a salvo» del cometa hasta el año 4479, cuando tendrá lugar un acercamiento peligroso. «Esto no significa necesariamente que vaya a golpearnos, pero la posibilidad existe».

«Una vez que el cometa haga su acercamiento dentro de aproximadamente 2.400 años, aún habrá 99.9999 % de posibilidades que nos esquive», agrega.

Órbita del cometa.

Órbita del cometa.

Sin embargo, con cada paso por el sistema solar interno, se incrementan las chances de que uno de los gigantes gaseosos le dé un empujoncito e influya en la órbita del cometa. «De ser así, se generan varios escenarios posibles», explica Siegel. «Uno es que sea enviado directamente al Sol o incluso que sea expulsado completamente del sistema solar. Otro es que terminé con un trayecto que se cruce con el de nuestro planeta».

«Luego de decenas de millones de años de relativa paz en nuestra galaxia, un cometa errante podría extinguir a la especie humana», concluye.

Publicado el 12 de agosto de 2017 Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario