La innovadora tecnología podría permitir a los humanos comunicarse a través de la telepatía, tener «superpoderes» y solventar algunas enfermedades degenerativas del cerebro.

Ilustración: Chelsea Beck.

Ilustración: Chelsea Beck.

Si Neuralink, un implante cerebral financiado por el multimillonario Elon Musk, alguna vez quiere conectar las mentes humanas con las máquinas, primero tendrá que probarse en animales. Un paso que parece pronto a darse, dado que, según reporta Gizmodo, el emprendimiento ha solicitado a la Universidad de California un permiso para experimentar con animales de laboratorio y construir «un pequeño cuarto operativo para pruebas y otro para albergar roedores».

Neuralink también está buscando personal para trabajar en San Francisco en «sistemas nanotecnológicos y microelectromecánicos de última generación».

Los sistemas microelectromecánicos, o MEMS, son herramientas fundamentales para establecer las interfaces cerebro-máquina. Un cálculo presentado el mes pasado por Gran View Research proyecta que el mercado para estos dispositivos como implantes médicos podría alcanzar los 57.000 millones de dólares para 2025.

Esta figura incluye dispositivos aplicables más allá del cerebro, como marcapasos. Sin embargo, el interés de Neuralink en los MEMS está en línea con la ambición de Musk de comercializar un chip que pueda ayudar a la gente con daño cerebral y, en sus palabras, «evitar que las máquinas con inteligencia artificial nos superen».

Fuente: GeekWire.

1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
may 22, 2018
16:07
#1 DOMINGO:

Parece irreal pero creo que sera todo muy pronto. Quedo muy atento. Gracias

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario