El investigador británico Graham Hancock, escritor de varios best sellers y uno de los autores de la postura científica alternativa conocida como teoría de la correlación de Orión, ha sacado un nuevo libro en donde sostiene que en el remoto pasado la civilización se reinició debido a una catástrofe global, y que los sobrevivientes de tal cataclismo, a quienes llama «los magos de los dioses», han dejado constancia de ello en varios monumentos antiguos con el fin de advertirnos sobre algo que volverá a suceder tarde o temprano.

tierraimpacto-hancock

A continuación reproducimos parte de lo escrito por Hancock en su libro Los Magos de los Dioses: La Sabiduría Olvidada de una Civilización Perdida. Como siempre, juzguen por Uds. mismos.

Civilización perdida

«La evidencia sugiere que entre los años 10800 y 9600 a.C., se produjo un tsunami de proporciones épicas debido al impacto de un cometa contra la Tierra. En el Templo de Horus de la ancestral ciudad egipcia de Edfu, las inscripciones conocidas como Los Textos de Edfu describen cómo semidioses se vieron obligados a abandonar su isla sagrada debido a una gran inundación y fuego. Los pocos sobrevivientes se esparcieron alrededor del mundo con un solo propósito: conservar la sabiduría y reinventarse. Como los textos egipcios dicen, su objetivo era “la resurrección del antiguo mundo de los dioses”.

»Las siete sagas de semidioses que arribaron a Egipto entendían como trazar el plan de reconstrucción de una nueva civilización. Eran tan avanzados que su conocimiento excedía por mucho al del hombre primitivo, quien los reverenció creyendo que eran más sabios y poderosos que sus propios dioses antiguos.

»La tradición árabe dice que los secretos de la tecnología de estos seres se encuentra enterrada bajo las pirámides de Guiza. De hecho, Ibn Abd El Hakem, un historiador del siglo IX, afirma que las pirámides no fueron diseñadas como tumbas, sino como lugares para salvaguardar los libros del conocimiento antes de la gran inundación. Estos libros contendrían “ciencias profundas, nombres de drogas medicinales y sus usos, datos astrológicos, astronómicos, aritméticos y geométricos… además de armas que no se oxidan y cristales que pueden doblarse pero no romperse”.

»La evidencia de una civilización que precede por mucho a los babilonios y a los egipcios, y su destrucción por parte de un cometa hace 12.800 años, se ha perdido en las arenas de la prehistoria. Sin embargo, hay numerosos sitios alrededor del mundo que intentan recordarnos algo. Por ejemplo, Gobekli Tepe, en Turquía, la arquitectura monumental más vieja del mundo. Es allí donde, de acuerdo al Profesor Klaus Schmidt, el hombre neolítico dio sus primeros pasos en la agricultura. También es el lugar donde los antiguos humanos tallaron y erigieron pilares con un peso de 20 toneladas. Se trata de una arquitectura que supera en sofisticación la escala de Stonehenge, monumento al cual además triplica en antigüedad.

»Es extraño incluso para los arqueólogos más ortodoxos, el desarrollo tecnológico humano demostrado en Gobekli Tepe parece salido de la nada. De repente, el hombre primitivo inventa la agricultura y la arquitectura monumental. Esto es una evidencia contundente de conocimiento impartido por una civilización previa y más avanzada.

»Asimismo, el sitio es significativo por una razón más ominosa: los signos del Zodíaco figuran en los pilares de piedra caliza, incorporando datos astronómicos que —supuestamente— no fueron descubiertos hasta cientos de años después. Aún más desconcertante es la posición de las estrellas en relación al monumento, que no refleja los cielos de hace 12.000 años sino exactamente los de hoy en día… Es como si los misteriosos constructores hubieran erigido este santuario pensando en los tiempos que corren.

»Los Magos de los Dioses tienen un mensaje para nuestra actual civilización, y no nos podemos dar el lujo de ignorarlos».

Lo que sucedió una vez, volverá a suceder

«El poder explosivo del cometa Clovis responsable por el Dyras Reciente fue de unas diez millones de megatoneladas, dos millones de veces más grande que la bomba nuclear más grande detonada y mil veces más potente que todos los dispositivos atómicos acumulados en la Tierra. Pero cuando la Tierra emergió del enjambre de cometas hace 12.800 años, no fue el final del mundo.

younger_dryas1

La HIPÓTESIS DEL COMETA CLOVIS propone que una explosión en el aire o un impacto en la Tierra con un enjambre raro de condritas carbonáceas o cometas prendió fuego a vastas zonas de América del Norte, causando la extinción de la mayoría de los grandes animales y la desaparición de la cultura Clovis al final de la última glaciación. Al mismo tiempo, este evento dio inicio a una fase de enfriamiento climático a finales del Pleistoceno conocida como DYRAS RECIENTE.

»Mi intuición me dice que en los pilares de Gobekli Tepe se halla codificado un mensaje hacia el futuro —nuestro presente— acerca de un segundo golpe cósmico hacia nuestro planeta.

»Pero antes que se revelara la evidencia crucial que probó que el período de Dyras Reciente fue causado por fragmentos de un cometa colisionando con la Tierra, dos científicos británicos ya habían sonado la alarma. El astrofísico Victor Clube y el astrónomo Bill Napier creen que, de manera desapercibida, un cometa gigante se dirige hacia nosotros a través del espacio, oculto por escombros cósmicos que los astrónomos conocen como las Táuridas.

»Esto posee un doble problema: podríamos ser golpeados por cualquiera de las millones de rocas espaciales de la corriente de fragmentos, o por piezas más grandes del cometa que se comportarían como una suerte de granada arrojada hacia nuestro mundo. Tal vez, en 15 años, cuando la Tierra haga su paso nuevamente por la corriente de meteoros de las Táuridas, exista un mayor peligro al enfrentar los fragmentos más grandes y numerosos que la corriente ha aglomerado. Algunos son hasta tres veces más grandes que el asteroide que impactó el planeta hace 65 millones de años atrás, llevando a la extinción masiva de los grandes saurios.

»Existen muchas profecías antiguas que nos advierten, como la del pueblo nativo americano Ojibwa, que dice: “La estrella con larga cola va a destruir el mundo un día, cuando baje nuevamente”.

»No podemos decir que no hemos sido advertidos por los Magos de los Dioses —como Oannes, Horus, Quetzalcoatl, Viracocha, etc.—, que instruyeron y dejaron constancia alrededor del mundo sobre lo que sucedió hace cerca de 12.800 años. Algo que volverá a ocurrir»…

El nuevo libro de Graham Hancock puede conseguirse aquí.

Publicado el 14 de septiembre de 2015 5 comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 5 comentarios
Comentarios
sep 15, 2015
11:54
#1 Mayele Prato:

Gracias por tan excelente información, siempre la tienen gracias..

Reply to this commentResponder

sep 15, 2015
16:58
#2 gastonadonay:

En mi opinión esto tiene sentido. Esta humanidad es muy joven y de verdad es que ha tenido que reintentarse de los restos que posiblemente han quedado de otra, una referencia puede ser lo que lograron conservar y reescribir los sumerios, nada más que otra civilización con hábitos tan difíciles de asimilar que muchos confunden con seres alienígenas con grandes conocimientos astronómicos. Puede ser que esta anterior civilización haya alcanzado grandes avances tecnológicos y que ante este evento catastrófico haya podido salvarse abandonando este planeta y dejando sus conocimientos enterrados para que la subsiguiente humanidad pudiera salvarse y prepararse para algo inevitable.

Saludos

Reply to this commentResponder

sep 16, 2015
11:47
#3 angelica:

Y PENSAR QUE EL MUNDO MATERIALISTA EN EL QUE VIVIMOS SE ESFUERZAN POR LAS NUEVAS TECNOLOGIAS QUE PRETENDEN SALVAR AL MUNDO Y LA REALIDAD EN EL ESPACIO ES OTRA.

Reply to this commentResponder

sep 19, 2015
9:13

Otra vez especulando, con ambiguedades y datos si no falsos, por lo menos erróneos. No puedo confirmar varias cosas, pero sí sobre Quetzalcoatl, sobre el cual llevo más de 30 año estudiándolo y mejor aún, tratando de seguir sus preceptos. Y EN NINGUNO menciona cometas, asteroides y destrucciones por las fechas que menciona Hanckok. Otro librito sensacionalista más que, cuando no ocurra nada, saldrá con alguna excusa infumable.

Reply to this commentResponder

ago 11, 2016
16:17
#5 GAUCHO:

SI ALGO ASI VA A SUCEDER DUDO MUCHO QUE LOS PODEROSOS LO DEN A CONOCER MAS BIEN SE PONDRIAN A CONTRUIR BUNKERS PARA ELLOS Y QUIZAS MEGABUMKERS SI ES ASI SEGURO YA ESTAN FABRICADOS Y LISTOS PARA USARSE POR LA ELITE

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario