El Tribunal Federal de Manhattan (EE. UU.) culpó a Irán de ayudar a los terroristas de Al Qaeda en los atentados del 11 de septiembre de 2001. Con estas acusaciones, EE. UU. busca justificar la nueva guerra que quiere desatar en el país islámico, según varios expertos internacionales.

Al Qaeda, el chivo expiatorio

Según el economista canadiense Michel Chossudovski, la decisión del Tribunal representa un complot contra Irán y dichas acusaciones no son nada más que una introducción a la guerra que busca desatar Estados Unidos en territorio iraní.

“No hay ninguna evidencia de que Irán ayudó a Al Qaeda a organizar el 11-S. Sin embargo, sí hay evidencia de la conspiración en los círculos más altos del Gobierno de EE. UU”, afirma el experto, quien subraya que el informe sobre los atentados fue desacreditado por múltiples periodistas y especialistas en diferentes ámbitos, quienes revelaron que no hay ninguna evidencia de que Al Qaeda organizara el 11-S.

“Si hay alguien detrás del atentado, es la CIA, que quiere volver a los métodos de la guerra en Afganistán, con el pretexto de un ataque afgano a América”, asegura Chossudovski.

Al mismo tiempo,  el analista de Oriente Próximo, Wilfredo Amr Ruiz, opina que la existencia de los vínculos entre Irán y Al Qaeda son muy poco probables, por ser las creencias religiosas del pueblo iraní diferentes a las de los miembros de Al Qaeda.

Ruiz está convencido de que el país norteamericano está buscando enemigos externos potenciales y sigue centrando su atención en Irán: “Ahora cualquier irregularidad en Oriente Próximo, cualquier cosa negativa para Occidente estará relacionada con Irán”.

¿Por qué Irán?

“EE. UU. apoya al terrorismo, por ejemplo en Libia. Ahora ataca Irán. ¿Por qué? Porque Irán tiene el 10% del petróleo en el mundo, está en una región importante, se opone a la presión de Occidente y apoya a Rusia y China”, sostiene Chossudovski.

Al mismo tiempo, el comentarista político de la revista rusa ‘Bolshoi Biznes’, Vladímir Vólkov, afirma que la escalada de tensión sobre Irán tiene detrás una serie de acontecimientos.

Y luego… ¿qué?

Vólkov asegura que “la probabilidad de que ocurra un escenario militar en Irán está creciendo” y agrega que las consecuencias de una guerra serán catastróficas tanto para EE. UU. como para el mundo.

El analista Chossudovski, a su vez, afirma que “una operación contra Siria o Irán puede desatar una guerra que se extenderá hasta la frontera con China” y alerta que “en caso de necesidad, las armas nucleares que serán dirigidas contra Irán pertenecerán no solo a EE. UU. e Israel, sino también a Bélgica, Países Bajos, Alemania, Italia y Turquía”.

El lobby sionista en EE.UU.

Mientras la mayoría del pueblo americano ha mostrado un rechazo ecuánime a las actitudes bélicas de sus gobernantes, y explotado en numerosas manifestaciones ante el fraudulento sistema financiero impuesto por las manos privadas de la Reserva Federal, cierto sector de una selecta élite parece estar dándole letra nuevamente a políticos que lucharan por las próximas elecciones presidenciales en 2012.

El discurso, el de siempre, que hay que atacar preventivamente a un país como Irán porque podría utilizar su poder nuclear para “borrar de la faz de la tierra a su querido aliado Israel”, y que obviamente, también el pueblo americano estaría en peligro. Cualquier parecido con la comprobada mentira de “Iraq tiene armas de destrucción masiva”, es pura causalidad.

El hecho —y hay que ser repetitivo con esto— es que no existe evidencia alguna que Irán esté involucrado en un programa de desarrollo de armas nucleares. El último reporte de la Agencia Internacional de Energía Atómica falló nuevamente en producir el chivo expiatorio necesario, aún a pesar de las trabas que intentó poner en la rueda su nuevo director general, Yukiya Amano.

Además, en la situación hipotética que Irán lograse desarrollar un programa de armamento nuclear, tal como algunos sospechan, no tendría posición para atacar a un estado como Israel que tiene en su arsenal más de 300 ojivas nucleares y el apoyo de la maquinaría militar más poderosa del mundo.

Irán, desde ya, es un Estado autoritario, aunque no tan represivo como algunos aliados de Occidente, Arabia Saudita por ejemplo. Tampoco ha invadido a nadie en 200 años, es más, fue invadido por Iraq en los 1980′s bajo el enhorabuena de Occidente. En cambio, EE.UU. e Israel han atacado 10 países o territorios en el transcurso de la última década. Gran Bretaña erigió y destruyó gobiernos en Irán durante el último siglo… Así que, ¿quién amenaza a quién?

A continuación los dejamos con un video en donde el congresista Ron Paul deja en evidencia a la candidata a presidente Michele Bachmann, quién al parecer leyó al pie de la letra el libreto de la propaganda pro-guerra.

También destacamos esta entrevista realizada en agosto del presente año por la agencia de noticias Russia Today, al presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad:

Publicado el 17 de diciembre de 2011 5 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 5 comentarios
Comentarios
dic 17, 2011
3:29
#1 HORACIO:

- parece mentira pero la politica yanky es de terror.!!!! ke jodan ke un dia le van a romper el * y no van a joder mas…y no creo que falte mucho .!

Reply to this commentResponder

dic 18, 2011
23:12
#2 Tato!:

EEUU & aliados necesitan cuanto antes no sólo el indispensable reservorio de petróleo bajo suelo iraní, sino también su estratégica proximidad al tan mentado Golfo de Adén -búsquese “portal dimensional en…”- donde en meses nada más algo ha de ocurrir. El tiempo corre de prisa y aún no pueden argumentar suficientemente una invasión total al Irán sin antes violar abiertamente cuanta convención internacional existe al respecto. Israel está ciertamente interesado-involucrado en tal operación y serán atacantes capaces de cualquier cosa para cuanto antes hacerse de esa porción fundamental del planeta.

Reply to this commentResponder

dic 20, 2011
14:22
#3 barbarotico:

Lo que sucede con el medio oriente es que las elites sionistas quieren el control total de la energia del mundo entero. En la decada del 70 el judío Henry Kissinger iso un tratado comercial con todos los grandes productores de petroleo del mundo. Irak e Iran no aceptaron la ESTAFA sionista que les propuso el judio Kisinger y es por eso que era nesesario llevar una guerra en contra Irak e Iran. Señores… lo que se esta fraguando es la estafa mas grande del siglo, segun este video que estoy viendo ahora mismo. Esto son planes secretos de la elite de poder mundial que se estan filtrando por Internet. Solo vean este video: http://www.youtube.com/watch?v=kP6SadB3uRU&list=FL75d9KLcPJusHzn7by-nQTg&feature=mh_lolz

Reply to this commentResponder

dic 23, 2011
14:03
#4 Gastón Adonay:

La humanidad está a punto de dar un paso del que jamás podrá dar hacia atrás y no me refiero a las guerras sino a la tecnología. Esto se está produciendo en el momento en que se están fabricando las guerras. Ahora, ¿por que todo esto?, ¿cuál es la finalidad de invadir uno y otro país del Oriente Medio?, ¿por petróleo? Estamos a las puertas de un avance tecnológico que revolucionará toda la tecnología que hay,¡OJO, que no digo al mundo! Las guerras son una tapadera al igual que la lucha del petróleo.
Saludos

Reply to this commentResponder

feb 27, 2012
16:37
#5 EL LOCAZO:

POR QUE NO APRENDEN????

Ya fue sufuciente y la ONU? solo observa, es el más grande titere de EEUU.

Me tiene harto Estados Unidos y ojala exitan los inversionistas que de una buena vez le den la espalda a ese pais de corruptos.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario