La directora de investigación del Instituto SETI, Nathalie Cabrol, propone un planteamiento más multidisciplinario para la búsqueda de inteligencia extraterrestre, más allá de la radio y la óptica.

Nathalie Cabrol, directora del Centro Carl Sagan para el Estudio de la Vida en el Universo del Instituto SETI.

Nathalie Cabrol, directora del Centro Carl Sagan para el Estudio de la Vida en el Universo del Instituto SETI.

En un artículo publicado en la revista Astrobiology, Cabrol sugiere la necesidad de un cambio radical en la búsqueda de inteligencia extraterrestre, con una combinación de física, biológica, informática y ciencias sociales, desplegadas en una misión para buscar la vida que no conocemos.

«Para encontrar extraterrestres, debemos abrir nuestras mentes más allá de una perspectiva profundamente arraigada en la Tierra, ampliar nuestros métodos de investigación e implementar nuevas herramientas», informa el Instituto SETI en un comunicado. «Nunca antes hemos tenido tantos datos disponibles en muchas disciplinas científicas que nos ayudan a captar el papel de los eventos probabilísticos en el desarrollo de la inteligencia extraterrestre. Estos datos nos dicen que cada mundo es un solo experimento planetario. La vida inteligente avanzada es probablemente abundante en el universo, pero puede ser muy diferente a nosotros, sobre la base de lo que ahora sabemos de la co-evolución de la vida y el medio ambiente».

Dirigido por pioneros como Frank Drake y Jill Tarter, SETI —la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre— comenzó en la década de 1960 utilizando la radioastronomía para escuchar señales de ET. Hoy, se buscan señales de radio y ópticas generadas por una tecnología similar a la nuestra. Hay razones de peso para continuar con esos esfuerzos, pero es igualmente convincente ampliar los criterios de búsqueda y ampliar las metodologías existentes.

«La vida inteligente avanzada es probablemente abundante en el universo, pero puede ser muy diferente a nosotros».

«La vida inteligente avanzada es probablemente abundante en el universo, pero puede ser muy diferente a nosotros».

Con este objetivo, Cabrol promueve el establecimiento de un Instituto Virtual con la participación de la comunidad científica mundial. El nuevo Instituto Virtual SETI integrará nuestro nuevo conocimiento para entender quiénes son y dónde pueden estar los extraterrestres, y romper las limitaciones impuestas por imaginar que la vida extraterrestre sea similar a nosotros mismos.

«El momento es adecuado en el mundo para abrir un nuevo capítulo en esta historia. El Instituto SETI toma la delantera en este nuevo camino» dice Bill Diamond, CEO de esta institución. «En los próximos meses, vamos a invitar a la comunidad internacional de investigación de Estados Unidos para contribuir a un nuevo plan de trabajo científico de SETI. Vamos a explorar los recursos para el desarrollo de un Instituto Virtual y un marco intelectual para proyectos centrados en el avance del conocimiento sobre la inteligencia extraterrestre».

Publicado el 10 de julio de 2016 3 comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
jul 10, 2016
2:36

naci con telepatia y desde que desee ver et. y los vi a nivel de estrella estoy sicologicamente adaptado a encontrarme con ellos

Reply to this commentResponder

jul 10, 2016
10:03
#2 augusto:

Ellos son los que contactan con nosotros, hay que saber diferenciar a los malos de los buenos, esos malos se hacen pasar por buenos. (https://www.youtube.com/watch?v=lSAR1C0uswk)

Reply to this commentResponder

jul 11, 2016
7:37
#3 MLB:

no digo que sean malos ni buenos, es posibles que diferentes y es posible que extremadamente diferentes, pero la historia de la tierra dicta que, a lo largo de los siglos los grupos mas avanzados han conquistado a los menos avanzados, la regla se repitio una y otra vez, la pregunta es DEBEMOS BUSCARLOS? QUIZAS TODAVIA DEBERIAMOS GUARDAR SILENCIO, hasta ser menos bulnerables, si no podemos todavia defendernos de meteoros errantes

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario