Un equipo internacional de científicos ha detectado por primera vez la presencia de elementos pesados como el óxido de titanio en la atmósfera del exoplaneta WASP-19b, uno de los más de 3.500 planetas descubiertos fuera de nuestro Sistema Solar.

Wasp-19b se encuentra cerca del límite de Roche, que es la distancia mínima a la que un planeta puede aproximarse a su estrella madre sin ser destruido por las fuerzas de marea.

WASP-19b se encuentra cerca del límite de Roche, que es la distancia mínima a la que un planeta puede aproximarse a su estrella madre sin ser destruido por las fuerzas de marea.

El planeta extrasolar WASP-19b fue descubierto en 2009 y, desde el principio, llamó la atención de los científicos debido a lo cerca que está de su estrella. Tan próximo está que sólo tarda 19 horas en orbitarla, lo que lo convierte en el planeta con el periodo orbital más corto observado hasta ahora fuera del Sistema Solar. La proximidad con su estrella hace que se trate de un mundo infernal, con temperaturas de unos 1.700º C.

En 2013, las observaciones realizadas con el telescopio Hubble permitieron detectar moléculas de agua en este gigante gaseoso, situado a unos 1.000 años luz de la Tierra. Los científicos han seguido investigando su composición química y, ahora, este planeta vuelve a ser noticia porque en él han detectado por primera vez un óxido metálico en su atmósfera. En concreto, óxido de titanio. También han encontrado pequeñas cantidades de sodio y han confirmado la presencia de agua, además de detectar una especie de neblina que lo envuelve.

En esta ocasión han utilizado el Very Large Telescope (VLT) que el Observatorio Europeo Austral (ESO) tiene en Chile.

La técnica utilizada permite separar la luz de ambos astros y, mediante espectroscopía de alta resolución, se determinan los elementos químicos que componen la atmósfera del planeta. Este gráfico muestra el camino de la luz a través de la atmósfera de WASP-19b antes de alcanzar la Tierra.

La técnica utilizada permite separar la luz de ambos astros y, mediante espectroscopía de alta resolución, se determinan los elementos químicos que componen la atmósfera del planeta. Este gráfico muestra el camino de la luz a través de la atmósfera de WASP-19b antes de alcanzar la Tierra.

«Detectar tales moléculas no es una tarea simple», dijo Elyar Sedaghati, director de la investigación. «No solo necesitamos datos de calidad excepcional, sino que además necesitamos llevar a cabo un sofisticado análisis. Utilizamos un algoritmo que explora millones de espectros abarcando un amplio rango de composiciones químicas, temperaturas, y propiedades de nubes o calima, para llegar a nuestras conclusiones».

Este estudio, publicado hoy en Nature, de seguro contribuirá al modelado de atmósferas exoplanetarias en general. «Ser capaces de examinar exoplanetas con este nivel de detalle es prometedor y emocionante», agregó el coautor Nikku Madhusudhan, de la Universidad de Cambridge.

Publicado el 13 de septiembre de 2017 Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario