El descubrimiento de aguas termales al borde del desierto de Atacama, en Chile, pueden estimular a los científicos a revisar un lugar previamente explorado en Marte.

Comparación entre El Tatio, en Chile, y Home Plate, en Marte (abajo a la izquierda).

Comparación entre El Tatio, en Chile, y Home Plate, en Marte (abajo a la izquierda).

En 2007, el Spirit estaba explorando junto a un depósito erosionado de ceniza volcánica llamado Home Plate en las Columbia Hills del cráter Gusev en Marte. El motor de la rueda delantera derecha del rover había fallado y, mientras arrastraba la rueda atascada como un arado por el suelo, descubrió un depósito de sílice puro rodeado de afloramientos ricos en este compuesto, un mineral comúnmente encontrado en aguas termales y géiseres.

En aquel entonces, Steve Ruff y Jack Farmer, de la Escuela de Exploración Espacial de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), fueron dos de los científicos que identificaron el mineral de sílice y publicaron observaciones que apoyaban un origen de aguas termales. Pero las inusuales estructuras nodulares y en forma de dedo de los afloramientos de sílice junto a Home Plate eran poco conocidas.

Varios años más tarde, Ruff supo por medio de una revista científica de las aguas termales en un sitio llamado El Tatio, en la frontera del desierto de Atacama en Chile. El lugar está entre los resortes termales activos más conocidos en la Tierra. Por la noche, incluso en verano, las temperaturas suelen bajar por debajo de la congelación, y por el día mucha luz ultravioleta del sol pasa a través del aire delgado y seco. Esto hace que El Tatio sea probablemente el mejor análogo terrestre para las antiguas fuentes marcianas de aguas termales.

Jack Farmer, uno de los autores del estudio, en El Tatio.

Jack Farmer, uno de los autores del estudio, en El Tatio.

«Fuimos a El Tatio buscando comparaciones con las características encontradas por Spirit en Home Plate», dijo Ruff. «Nuestros resultados demuestran que las condiciones en El Tatio producen depósitos de sílice con características que están entre los más parecidos a Marte de cualquier depósito de sílice en la Tierra», afirma en un comunicado de la Arizona State University.

«El hecho de que los microbios jueguen un papel en la producción de las estructuras de sílice distintivas de El Tatio plantea la posibilidad de que las estructuras de sílice marcianas se formaran de una manera similar, con la ayuda de organismos que estaban vivos en ese momento», añade el científico.

Candidato para futuras exploraciones

Ante la próxima misión rover de la NASA a Marte en la siguiente década, estos científicos resaltan que el sitio de Columbia Hills/Home Plate, en el cráter Gusev, ocupa el segundo lugar en la lista de ocho candidatos para aterrizar. Es el segundo después de un antiguo lago en el cráter Jezero en el borde noroeste de Isidis Planitia, una antigua cuenca de impacto. El próximo taller de selección de sitios está programado para febrero de 2017, con planes para reducir la lista a una «Final Four».

Publicado el 22 de noviembre de 2016 Sin comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario