A pesar de que pueda ser visto como el infierno desde una perspectiva cristiana, hay que tener en cuenta que el inframundo sumerio, llamado Irkalla, no tenía castigo o recompensa, siendo más bien visto como una versión más triste de la vida anterior. La diosa Ereshkigal, hija de Anu, era la regente de este lugar y guardiana de los muertos, cuyos cuerpos seguían existiendo y descomponiéndose tal como lo harían en el mundo superior.

Sonia Gupta nos cuenta más detalles en el siguiente videoprograma.

Sin comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario