Un nuevo estudio de los genomas de los australasianos ha revelado secciones de ADN que no coinciden con las de ninguna especie de homínido conocido. El hallazgo pone de manifiesto que el árbol familiar de los humanos es mucho más complejo de lo que se creía hasta ahora.

Varios grupos de investigadores están analizando restos de 'Homo erectus' (foto) para comprobar si el nuevo homínido formaba, en realidad, parte de esta especie. Hasta ahora no se ha encontrado evidencia sólida al respecto.

Varios grupos de investigadores están analizando restos de ‘Homo erectus’ (foto) para comprobar si el nuevo homínido formaba, en realidad, parte de esta especie. Hasta ahora no se ha encontrado evidencia sólida al respecto.

Un equipo de investigadores del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) acaba de hacer público en Nature Genetics el hallazgo de un nuevo antepasado, hasta ahora desconocido, del hombre moderno. Se trata de un homínido que vivió en el sureste asiático y que, igual que los neandertales y los denisovanos, se cruzó con nuestros antepasados directos hace varias decenas de miles de años. A pesar de que no se han encontrado aún restos fósiles de esta nueva especie, los autores del estudio, Mayukh Mondal y Ferrán Casals, destacan la importancia de los estudios genéticos para reconstruir los orígenes de nuestra especie.

El hallazgo tuvo lugar durante el análisis genético de un grupo de individuos de las islas Andamán, en el océano Índico, una población aislada de pigmeos que desde hace más de un siglo plantea dudas a los paleoantropólogos. Aplicando las más modernas técnicas de análisis, los investigadores se toparon con varios fragmentos de ADN que no tienen correspondencia alguna en los humanos modernos que abandonaron Africa hace unos 80.000 años y que terminaron poblando el resto del mundo.

Al comparar esas secuencias genéticas «extrañas» con el ADN de neandertales y denisovanos, cuya herencia llevamos en nuestro genoma, los científicos pudieron comprobar que tampoco había coincidencia con ninguna de ellas. Por eso, los investigadores del IBE concluyeron que ese ADN debió pertenecer a un homínido hasta ahora desconocido y que compartió un ancestro común con las otras dos especies. Se trata, pues, de una prueba más que demuestra que el ADN actual de los seres humanos aún contiene «piezas» que proceden de otros antepasados diferentes a los que se barajaban hasta ahora.

Para Jaume Bertranpetit, investigador principal del IBE, «ya hemos encontrado fragmentos de ADN del homínido extinto formando parte del genoma de los humanos modernos. En un futuro próximo esperamos obtener el genoma completo a partir de restos fósiles».

Desde hace tiempo, varias investigaciones han determinado que nuestro genoma, el de los humanos actuales, está formado por fragmentos de por lo menos cuatro especies diferentes. Tres de ellas (Homo sapiens, neandertales y denisovanos) ya se conocen, pero hay evidencias de la existencia de una misteriosa «cuarta especie» de la que aún no sabemos nada, ya que por ahora no han aparecido restos fósiles. ¿Podría ser este nuevo homínido la cuarta especie que nos faltaba? ¿O se trata de una más entre muchas más aportaciones genéticas de antiguos homínidos y que aún desconocemos en su mayor parte?

De lo que no cabe duda es de que el «puzle» de nuestros orígenes se complica cada vez más. Y lo que desde luego está claro es que para resolverlo por completo se necesitará mucha más investigación y trabajo.

Publicado el 26 de julio de 2016 3 comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
jul 26, 2016
3:55
#1 HORACIO:

.Nunca vamos a saber nuestros origenes..por que quizas no hay uno y talvez sean varios ,cada descubrimiento nuevo hechara por tierra lo que hasta ahora se creia..pd: decir que 80.000 años atras los humanos modernos salieron de africa y poblaron el mundo es la teoria estupida de los cientificos de hoy en dia…

Reply to this commentResponder

jul 26, 2016
9:49
#2 Susana Cristina:

Es increíble,tenia la teoría primera, cambia todo,y llevara tiempo de investigación, felicitaciones

Reply to this commentResponder

jul 27, 2016
11:48

POR HIPÓTESIS SOLO PODEMOS DECIR QUE NUESTRO CEREBRO ES ARQUETIPICO Y NO TIENE LIMITACIONES ANCESTRALES. POR LO TANTO SOMOS UNIVERSALES Y PROCEDEMOS DE LAS ESTRELLAS.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario