El folclore de los vampiros inspiró historias de terror por siglos. Pero de acuerdo a una nueva investigación, la razón detrás de estas criaturas de la noche podría ser una enfermedad poco común.

vampirosepp

La protoporfiria eritropoyética (EPP) podría ser la razón detrás de las antiguas leyendas sobre vampiros, según un estudio que un equipo multidisciplinar ha publicado en la revista científica PNAS.

Quienes padecen esta enfermedad presentan una notable fotosensibilidad a la radiación ultravioleta que provoca inflamación, ardor y enrojecimiento en la piel.

«Incluso en un día nublado hay suficiente luz ultravioleta para provocar la formación de ampollas y la desfiguración de las partes expuestas del cuerpo, las orejas y la nariz», explicó Barry Paw, integrante de diferentes instituciones de la Escuela de Medicina de Harvard (Massachusetts, EE.UU.) y uno de los autores del estudio.

De acuerdo con este especialista, si esas personas permanecen encerradas durante el día y reciben transfusiones de sangre aliviarían algunos de sus síntomas. En tiempos antiguos, beber sangre de animal y salir solo de noche pudo haber tenido un efecto similar y, de paso, haber generado el mito de los vampiros.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario