El reactor Stellarator desarrollará una nueva fuente de energía generada por la fusión de núcleos atómicos, la misma que se produce naturalmente en el corazón del Sol y de la mayoría de las estrellas.

Foto del primer plasma de helio generado por el Wendelstein 7-X.

Foto del primer plasma de helio generado por el Wendelstein 7-X.

Científicos alemanes anunciaron este jueves que superaron una etapa clave en sus investigación para conseguir una energía limpia procedente de la fusión nuclear con el lanzamiento de un reactor al que algunos llaman «sol artificial».

Los físicos del Instituto Max Planck de Física de Plasmas tardaron nueve años en poner a punto el dispositivo denominado Stellarator, cuya construcción costó —hasta el momento— más de 1.000 millones de dólares. Su objetivo es desarrollar una nueva fuente de energía, generada por la fusión de núcleos atómicos, la energía misma de las estrellas.

A diferencia de las centrales nucleares, donde la producción de energía es resultado de la fisión nuclear, el Stellarator funciona al revés juntando o fusionando núcleos atómicos. El proceso consiste en someter átomos de hidrógeno a temperaturas de hasta 100 millones de grados centígrados para que sus núcleos se fusionen, generando así energía. La muy alta temperatura provoca la formación de un plasma que hay que mantener confinado durante el tiempo necesario para alcanzar la fusión y, con ella, la creación de energía.

El hecho fue recibido como un enorme avance en el reactor estelar (Stellarator) del Instituto Max Planck, una cámara cuyo diseño es diferente de los dispositivos de fusión tokamak que se usan en otros lugares.

El hecho fue recibido como un enorme avance en el reactor estelar (Stellarator) del Instituto Max Planck, una cámara cuyo diseño es diferente de los dispositivos de fusión tokamak que se usan en otros lugares.

Los físicos alemanes empezaron este jueves a probar su enorme máquina Wendelstein 7-X para crear un plasma con helio.

«Estamos muy satisfechos», declaró Hans-Stephan Bosch, perteneciente al departamento responsable del funcionamiento del reactor. «Todo sucedió como lo habíamos previsto», indicó.

El primer plasma de helio formado en la máquina de 16 metros de largo se mantuvo una décima de segundo y alcanzó una temperatura de cerca de un millón de grados Celsius.

El equipo de científicos, con sede en Greifswald, en el noreste de Alemania, pretende en el futuro calentar el núcleo del hidrógeno hasta los cien millones de grados, la condición para que se dé la fusión en el interior del Sol. Este experimento tiene fecha para enero de 2016, es decir, el mes próximo.

El Santo Grial

La fusión nuclear se considera como el santo grial de las energías limpias, ya que promete ofrecer una energía ilimitada y no presenta los riesgos asociados a la producción nuclear, con sus imperativos de seguridad y el problema de los desechos radiactivos.

En el sur de Francia, el proyecto Iter, integrado por 35 Estados —incluidos Estados Unidos, China, la Unión Europea y Rusia—, está construyendo un Tokamak, una máquina con forma de anillo que permite una fusión nuclear. Pero diversos problemas técnicos y de costes aplazaron el inicio de las pruebas, y aún no se llevó a cabo ningún experimento casi 10 años después de su lanzamiento.

Estados Unidos también está construyendo reactores experimentales de menor tamaño, pero su financiación es un problema crónico.

Publicado el 12 de diciembre de 2015 2 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
dic 12, 2015
9:33
#1 Antonio Caballero:

Qué pasa si esto se sale de control, digamos… Como en la película del hombre araña, el experimento se sale de control y posiblemente no pare solo con desconectar la clavija!

Reply to this commentResponder

dic 12, 2015
16:27
#2 Benjadem Al-Florentin:

¿còmo alcanzan la temperatura de 100 millones de ºC.; porque mètodos, no genera residuos tampoco ?

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario