El hielo de agua ha sido confirmado en los polos de Ceres. El hielo enterrado en los cráteres de las regiones más oscuras del planeta enano, donde nunca llega el Sol, podría ser una señal que apunta directamente hacia la existencia de un océano bajo la superficie y, por ende, la posibilidad de que éste contenga alguna forma de vida.

ceres-polo-hielo

Ceres, el mayor objeto del cinturón de asteroides del Sistema Solar, es el tercer cuerpo planetario, tras Mercurio y la Luna, donde se ha detectado hielo en las regiones polares.

A pesar que la luz solar baña parcialmente los polos del planeta enano, nunca llega a calentar lo suficiente la superficie, manteniéndose ésta entre unos 200 y 150 grados bajo cero, una verdadera «trampa fría». Las «regiones oscuras» de esas latitudes representan alrededor de 2.129 kilómetros cuadrados de la superficie de Ceres.

Un océano subterráneo podría estar alimentando los volcanes de hielo en el planeta enano Ceres.

Un océano subterráneo podría estar alimentando los volcanes de hielo en el planeta enano Ceres.

Ahora, investigadores del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar analizaron imágenes de cráteres en la región polar norteña de Ceres tomadas por la nave espacial Dawn de la NASA, e identificaron ubicaciones de sombra perpetua en al menos 634 cráteres; de los cuales sólo 10 tenían «puntos brillantes» que reflejaban altos niveles de luz solar. Al estudiar las longitudes de onda de la luz reflejada de estos parches —espectroscopía—, los científicos identificaron superficies reflectantes que contienen hielo de agua.

Aunque el agua está asociada con la vida en la Tierra, Thomas Platz, uno de los investigadores principales, mantiene el escepticismo en cuánto a que este pueda ser este el caso con Ceres. «Hace bastante frío en estas sombras permanentes, menos 213 grados Celsius. Actualmente no veo cómo la vida se puede formar en tales lugares», dijo.

Sigue siendo incierto cuánto hielo puede haber en estos cráteres en Ceres «porque es duro medir regiones sombreadas», añadió Platz. «Sin embargo, el depósito de hielo en al menos un cráter parece bastante grueso, tal vez de metros de espesor».

El estudio ha sido publicado en Nature Astronomy.

Publicado el 15 de diciembre de 2016 Sin comentarios
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario