Esta semana los científicos del equipo del proyecto Breakthrough Listen están abocados a escanear el extraño asteroide/cometa interestelar que recientemente fue detectado pululando en nuestro sistema solar. En concordancia con tal estudio, un astrónomo afirma que esta roca espacial en forma de cigarro, llamada Oumuamua, podría ser una nave espacial con su sistema de propulsión averiado.

El Dr. Jason Wright, de la Universidad de Penn State, dice que una nave dañada se movería en el espacio exactamente de la misma manera que un cometa interestelar: a la deriva.

Oumuamua —de 180 metros de largo por solo 30 de ancho— actualmente viaja a más de 300.000 km por hora, pero no lo hace como lo haría cualquier roca espacial, sino que parece estar «dando volteretas» a través de nuestro sistema solar.

oumuamua2

«Si no está viajando a la velocidad suficiente como para escapar de la galaxia, dicha nave espacial en ruinas eventualmente se “termalizaría” con las estrellas y terminaría vagando por el cosmos como cualquier otro cometa o asteroide interestelar», escribe Wright en su blog. «De hecho, dado que ellos (los supuestos tripulantes) ya no tienen el control de la nave, uno podría esperar que el objeto comience a tambalearse. Y si ese objeto es muy sólido, ese tambaleo particular lo diferenciaría de cualquier cometa o asteroide ordinario».

«¿Por qué 1I/ʻOumuamua varía en brillo y color en escalas irregulares? Nuestro modelo: está tambaléandose y tiene un punto más rojo», dice la científica planetaria Michele Bannister.

«¿Por qué 1I/ʻOumuamua varía en brillo y color en escalas irregulares? Nuestro modelo: está tambaléandose y tiene un punto más rojo», dice la científica planetaria Michele Bannister.

«Pero que la propulsión esté dañada no implica que sus transmisores de radio también lo estén», agrega el astrónomo, implicando que el objeto, de ser artificial, podría estar emitiendo algún tipo de señal de SOS.

Wright también se atreve a especificar lo que podría ser Oumuamua: «una sonda Von Neumann», una hipotética nave autorreplicante que visita sistemas estelares vecinos, donde buscaría materiales en bruto (extraídos desde asteroides, lunas, gigantes gaseosos, etc.) para crear réplicas de sí misma. Luego estas réplicas serían enviadas a otros sistemas estelares.

Representación artística de sondas de Von Neumann.

Representación artística de sondas de Von Neumann.

«Este descubrimiento podría significar que, en un momento dado, puede llegar a haber muchas de estas cosas en nuestro sistema solar. Y aunque su objetivo fuera nuestro Sol, serían muy difíciles de detectar con nuestra actual tecnología, por lo que no hay que dejar pasar la oportunidad de estudiar a Oumuamua en busca de esta posibilidad», concluye el científico.

Publicado el 14 de diciembre de 2017 2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
dic 14, 2017
15:36
#1 Manuel:

Bueno es una posibilidad de entre muchas otras. Pero me cuesta creerla sin pruebas

Reply to this commentResponder

dic 15, 2017
19:00
#2 Jesús guerrero:

Me interesa saber todo sobre extraterrestres

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario