La Tierra no está preparada para defenderse de este tipo de asteroides que pueden evadir nuestros sistemas de detección, advierte el experto de la Agencia Espacial Europea (ESA) Dr. Detlef Koschny.

Se llaman asteroides «fantasma» porque no pueden ser detectados hasta que están a una distancia similar a la que hay entre la Luna y la Tierra.

Se llaman asteroides «fantasma» porque no pueden ser detectados hasta que están a una distancia similar a la que hay entre la Luna y la Tierra.

Los científicos tienen en la mira todos los asteroides lo suficientemente grandes como para aniquilar a la especie humana. Sin embargo, aquellas rocas espaciales de hasta 1 kilómetro de tamaño no cuentan con el mismo seguimiento, de hecho, solo 1 de 100 han sido detectadas.

«Nuestros sistemas de detección solo pueden marcar estos esquivos objetos cuando están a horas de la Tierra», afirma Koschny. «Y a pesar de su pequeño tamaño, tienen suficiente poder destructivo para arrasar con un área del tamaño de Alemania».

Asteroide caído en Cheliábinsk (Rusia, 2013), captado por una dashcam.

Asteroide caído en Cheliábinsk (Rusia, 2013), captado por una dashcam.

«Hay una necesidad urgente de tener más telescopios capaces de escanear los cielos en busca de potenciales amenazas desde el espacio para que podamos tomar una acción concreta y defendernos», agrega el experto, quien además pone como ejemplo al evento meteórico ocurrido durante la mañana del 15 de febrero de 2013 en la ciudad Cheliábinsk, en Rusia.

«El que explotó sobre Cheliábinsk tenía solo unos 20 metros e irió a 1.500 personas. Este tipo de eventos ocurre en promedio una vez cada 10 o 100 años», explica. «Eventos algo mayores, con protagonistas de unos 50 metros, ocurren cada 1.000 años. Y por último, los que llegan a superar los 100 metros, de los que, como mencioné antes, tienen capacidad para causar daños considerables en un área del tamaño de Alemania, nos hacen una visita cada 10.000 años aproximadamente».

BÓLIDO DE TUNGUSKA (de 50 metros aprox.) -- El 30 de junio de 1908, en los bosques del río Tunguska, en Siberia, a las 8 horas y 17 minutos, hora local, se produjo una violenta explosión. Una inmensa área forestal de aproximadamente 2.200 kilómetros cuadrados fue completamente asolada; en su centro todo quedó destruido, y a su alrededor todos los árboles cayeron en forma radial, apuntando hacia el centro, mientras rebaños enteros de renos quedaron aniquilados.

BÓLIDO DE TUNGUSKA (de 50 metros aprox.) — El 30 de junio de 1908, en los bosques del río Tunguska, en Siberia, a las 8 horas y 17 minutos, hora local, se produjo una violenta explosión. Una inmensa área forestal de aproximadamente 2.200 kilómetros cuadrados fue completamente asolada; en su centro todo quedó destruido, y a su alrededor todos los árboles cayeron en forma radial, apuntando hacia el centro, mientras rebaños enteros de renos quedaron aniquilados.

Cerca de 4.300 asteroides de entre 100 metros y 1 kilómetro pululan en las cercanías de la Tierra y han sido detectados hasta ahora. Si las predicciones de la ESA son correctas, allí fuera hay cien veces más ese número, es decir, alrededor de 430.000 rocas espaciales que representan una amenaza directa para nuestro planeta.

Fuente: Daily Mail.

1 comentario
Etiquetas: , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
jul 4, 2018
12:18
#1 HORACIO:

no se si sera justo cada 10.000 años….pero nada nos salvara de lo que tenga que suceder…el cosmos es una maquinaria de relojeria perfecta….asi que tampoco se si el ultimo podra apagar la luz antes de irse..( mientras tanto en la ciudad gotica de la tierra los naboides…piensan en conquistas como si todo fuera eterno ) .

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario