En los campos de Wagram, en el noreste de Viena, han sido desenterrados los restos de una de las batallas más grandes de la Guerras Napoleónicas.

wagram1

De acuerdo a las crónicas, entre el 5 y el 6 de julio de 1809, cerca de 55.000 soldados hallaron su muerte cuando los ejércitos franceses de Napoleón chocaron contra el austriaco del Archiduque Carlos en la localidad de Wagram. El resultado final de este combate fue la retirada austriaca.

Muchos de los soldados caídos en esta sangrienta batalla fueron sepultados allí mismo. Hoy, por primera vez, los arqueólogos han excavado sistemáticamente el terreno.

Muchos de los soldados fueron enterrados totalmente vestidos. Y si bien lo textil se ha desintegrado con el tiempo, partes metálicas como botones y broches han sobrevivido. Esto ayudará a los arqueólogos a identificar las nacionalidades y rangos de los combatientes hallados.

Muchos de los soldados fueron enterrados totalmente vestidos. Y si bien lo textil se ha desintegrado con el tiempo, partes metálicas como botones y broches han sobrevivido. Esto ayudará a los arqueólogos a identificar las nacionalidades y rangos de los combatientes hallados.

Por el momento, los investigadores han desenterrado tumbas colectivas y restos de campamentos, como así también cientos de balas de mosquetes, botones y otros objetos personales de las tropas. Con la evidencia recolectada, se espera obtener una visión más detallada de lo que ocurrió durante los dos días de enfrentamientos.

En cuanto a los restos mortales, la mayoría de los esqueletos pertenecen a hombres jóvenes de entre 16 y 30 años. Los huesos analizados presentan señales de escorbuto (deficiencia de vitamina C), inflamación en las articulaciones debida a las largas marchas cargando mucho peso, e infecciones como la neumonía que se habrían esparcido en los atestados campamentos militares.

Carretera a la historia

Las excavaciones, que comenzaron en 2017 y terminarían a finales de este año, son parte de un costoso proyecto de Austria para construir una carretera que atraviesa justamente el otrora campo de batalla en Wagram. Cumpliendo con las leyes de patrimonio cultural, las autoridades se vieron obligadas a contratar arqueólogos para salvaguardar cualquier resto histórico que pueda ser destruido o cubierto por la construcción moderna.

Napoleón en Wagram, pintado por Horace Vernet (Galería de las Batallas, Versalles).

Napoleón en Wagram, pintado por Horace Vernet (Galería de las Batallas, Versalles).

«Siempre supimos que el campo de batalla estaba aquí, pero nunca fue el foco de una investigación exhaustiva», dijo Alexander Stagl, CEO de Novetus, la firma vienesa que ganó la licitación para las labores de rescate arqueológico en el sitio. «Estamos en el punto caliente de la batalla, esa es la razón por la que estamos encontrado tantas cosas».

Fuente: Live Science.

Sin comentarios
Etiquetas: , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario