Son cada vez más, los que relatan sus experiencias de contacto con los Arcturianos, una raza procedente de la estrella Arcturos, a 37 años luz de la Tierra. Uno de ellos es el Sargento de la Armada Clifford Stone, quién fruto de sus años de investigación, expone las conclusiones a las que ha llegado sobre estos seres amorosos. Sus declaraciones son sorprendentes…

Publicado el 19 de octubre de 2016 3 comentarios
Etiquetas: , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 3 comentarios
Comentarios
oct 19, 2016
17:47
#1 natalia:

Considero que estamos en una época, lugar o momento en el universo, que nos obliga a trascender, para considerarnos parte de la creación total, y de lo contrario, debemos considerarnos materia fija, sin fines energéticos, móviles y evolutivos. No me gusta que se diga los grises o arturianos y todo eso que si bien fragmenta y ayuda a una facil acomodación y digestión mental, mantiene las polaridades de los buenos y los malos. Debemos asimilarnos en un espacio y lugar y momento, en el que debemos crecer, como lo hacen las etapas como de niño a adolecsente, y luego joven, y luego ansiano. Es como si necesitaramos una renovación estructural, en donde abonemos un nuevo terreno si queremos contunuar en la via creativa. Lo digo desde mi propia expereincia y desde mi propio análisis juicioso de las circunstancias. No es posible decir uno o dos arturianos, porque no son individuos como nosotros, si no que son canales informativos aceca de nuestra identidad y misión en la tierra como humanos. No tienen representación física ni ellos, ni sus naves. Y es todo tan avanzado que nos desborda la comprención y el rastreo exacto de su consistencia y ubicación. Así que es más sabio asumirlo no como suejetos, si no como procesos de la vida, a los que estamos llamados a participar. Deshaciéndonos de los pesos de los dogmas y conceptos, alcanzando logos más complejos y completos que nos permite asumir el tiempo y la conciencia como un don a cuidar y a utilizar con el respeto prufundo que sustenta cualquier comienzo, puestoq ue es asimilarse parte de todo, sin travas, pero sin poder contar acerca de lo que es ese todo, puesto que es una experiencia única, y particular; y una vez todos los seres humanos estemos en ese nivel conciencia y aceptación, podremos entonces avanzar y se nos recompenzará con dones inimaginados, y la tecnología será grandiosa en sutileza y eficacia. Todos estamos llamados a un repliegue hacia adentro, con ayuda de las plantas, la reflexión, la atención consciente en todo momento. Dejando de vivir como si estuvieramos en un lapsus ininterrumpido, si no asumirnos como parte del destino del cosmos, en donde nadie es solo esto o lo otro, si no que es un ser universal, siempre y cuando así lo demuestre y estén sus acciones representándolo.

Reply to this commentResponder

oct 19, 2016
19:20
#2 maika:

buenísimo y es que es hora de despertar y solo haciendo una introspección podremos ser nosotros mismos sin necesidad de depender de los altos mando

Reply to this commentResponder

dic 6, 2016
20:06
#3 Facundo Martin Salgado:

que gran sabiduria espiritual que tienen estos seres

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario