Una excepcional moneda de la época del Imperio Romano datada entre el año 64 y 65 d.C., fue descubierta fortuitamente en tierras británicas.

gold_coin_of_nero

Los arqueólogos hallaron la pieza con la figura del infame emperador Nerón en Vindolanda, al norte de Inglaterra, un lugar que supo ser una fortaleza para custodiar el Muro de Adriano.

“Debido a su escasez, jamás pensé que podría desenterrar una moneda de oro en este sitio arqueológico. Fue un momento mágico para todo el equipo”, dijo Justin Blake, asistente del director de excavaciones. La onerosa moneda, llamada áureo, equivale a más de la mitad del salario anual de un soldado romano de aquellos tiempos.

El autor del descubrimiento fue el francés Marcel Albert, un voluntario que trabaja en las investigaciones arqueológicas que se desarrollan en Vindolanda desde el año 2008. La moneda estaba enterrada en una capa de sedimentos que datan del siglo 4, y que ha sido explorada varias veces a lo largo de los años. Aunque en el mismo sitio se encontraron cientos de monedas, jamás habían dado con una de oro.

gold_coin_of_nero2

“Me dije a mi mismo, ‘¡no puede ser verdad!’. Estaba ahí sentado raspando la tierra, cuando de pronto apareció un pequeño objeto brillante”, declaró Albert ante un medio local.

El hecho que la moneda es mucho más antigua que la capa arqueológica donde fue encontrada, sugiere que la misma estuvo en circulación por más de 300 años antes de ser perdida.

Un emperador odiado

La moneda tiene grabada la efigie del controvertido emperador romano Nerón, que accedió al trono tras la muerte de su tío Claudio, quien anteriormente lo había adoptado y nombrado como sucesor en detrimento de su propio hijo.

El reinado de Nerón se asocia comúnmente a la tiranía y la extravagancia. Se lo recuerda por una serie de ejecuciones sistemáticas, incluyendo la de su propia madre y la de su hermanastro Británico, y sobre todo por la creencia generalizada de que mientras Roma ardía él estaba componiendo con su lira; además de como un implacable perseguidor de los cristianos. Estas opiniones se basan fundamentalmente en los escritos de los historiadores Tácito, Suetonio y Dión Casio. Pocas de las fuentes antiguas que han sobrevivido lo describen de manera favorable, aunque sí hay algunas que relatan su enorme popularidad entre el pueblo romano, sobre todo en Oriente.

Con el objetivo de edificar un opulento palacio de oro en Roma, Nerón lanzó una campaña de financiamiento, buscando el tesoro perdido de la Reina Dido de Cártago e incluso saqueando riquezas de templos griegos y romanos. Habiéndose abastecido suficiente, el emperador mandó a hacer más monedas de oro que las hechas por sus predecesores, monedas que eran notablemente más delgadas y livianas que las acuñadas con anterioridad.

En el año 68, como resultado de la política fiscal de Nerón, tuvo lugar un golpe de Estado en el que estuvieron involucrados varios gobernadores, tras el cual, aparentemente, el emperador decidió suicidarse.

nerodies

Según Dión Casio, las últimas palabras de Nerón demostraron su amor a las artes: “¡Qué artista muere conmigo!”

Publicado el 21 de junio de 2014 1 comentario
Etiquetas: , , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 1 comentario
Comentarios
jun 22, 2014
2:54
#1 HORACIO:

me llama la atencion lo mal acuñada que esta…llamativo realmente..saludos

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario