Un estudio revela que la vida puede existir en planetas similares a la Tierra incluso si están a una distancia de su estrella 14 veces superior a la que se consideraba factible para el surgimiento de la misma.

Según un nuevo estudio de la Universidad de Aberdeen, planetas antes considerados inhabitables podrían albergar vida.

Según un nuevo estudio de la Universidad de Aberdeen, planetas antes considerados inhabitables podrían albergar vida.

De este modo, se cuestiona la teoría sobre las ‘áreas habitables’. La zona de habitabilidad estelar, conocida como zona de ‘Goldilocks’, es aquella región alrededor de una estrella en la que, de encontrarse ubicado un planeta o un satélite, la luminosidad y el flujo de radiación incidente permitiría la presencia de agua en estado líquido sobre su superficie. Como es sabido, el agua líquida es un requisito fundamental para el desarrollo de la vida tal y como la conocemos.

Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista ‘Planetary and Space Science’ describe cómo los organismos vivos tienen las mismas oportunidades de sobrevivir bajo las superficies de los considerados como ‘planetas inhabitables’. Esto incluye tanto a aquellos planetas que se encuentran a distancias asombrosamente lejanas de sus estrellas, como a los que fueron descubiertos recientemente a la deriva en el espacio, sin estrella anfitriona aparente.

Según Sean McMahon, autor principal del estudio, la teoría de ‘Goldilocks’ no tiene en cuenta la vida que puede existir bajo la superficie de un planeta, y sin embargo, a mayor profundidad, mayores posibilidades de que la temperatura aumente hasta alcanzar las condiciones térmicas necesarias para albergar agua en estado líquido, y por ende, para que exista vida también.

Para probar esto, los científicos desarrollaron un modelo informático capaz de reproducir las temperaturas aproximadas bajo las superficies de los planetas, introduciendo en el programa la distancia de éstos a sus respectivas estrellas y cruzándolas con los datos del tamaño del planeta.

La investigación reveló que el radio de la zona capaz de albergar vida alrededor de una estrella aumentaba en 14 veces si se tenían en cuenta los nuevos datos sobre la profundidad a la que puede existir vida bajo la superficie de un determinado planeta.

Vida Intraterrena

La actual zona de habitabilidad para nuestro sistema solar se extiende hasta Marte, pero teniendo en cuenta lo anterior, la zona se ampliaría tan lejos como Júpiter y Saturno. Asimismo, esto sugiere que muchos de los llamados “planetas errantes” vagando en la oscuridad también podrían sustentar la vida.

“Planetas rocosos poco más grandes que la Tierra pueden tener agua líquida a cerca de 5 km debajo de su superficie, incluso en el espacio interestelar lejos de su estrella”, dijo McMahon.

“Se ha dicho que el planeta Gliese 581 d, que se encuentra a 20 años luz de la Tierra en la constelación de Libra, es demasiado frío para tener agua líquida en su superficie. Sin embargo, nuestro modelo pone de manifiesto que es muy probable que pueda tener agua líquida a solo 2 km debajo de su superficie, asumiendo que es similar a nuestro planeta”, agrega el científico.

La importancia de lo subterráneo es también destacada por otro artículo del mismo equipo en donde se indica que podría haber más vida bajo la superficie de los continentes que la que hay en el lecho marino.

McMahon espera que los nuevos estudios alienten a otros investigadores a reconsiderar la manera de detectar vida en otros planetas:

“Los resultados apuntan a que la vida puede darse más comúnmente en las profundidades de los planetas y lunas, y no tanto en sus superficies. Esto significa que vale la pena echar un vistazo más allá de las zonas de habitabilidad convencionales. Espero que la gente se de cuenta que la vida tiene maneras de revelarse a sí misma y dar señales en la superficie de su existencia en las profundidades“.

“Las superficies de los planetas rocosos y lunas que conocemos no son para nada como la Tierra. Son más bien frías y estériles, sin atmósfera o con una muy débil o corrosiva. Ir debajo de la superficie te protege de una gran cantidad de condiciones hostiles. Por lo que la zona de habitabilidad subterránea se vuelve muy importante. Bajo esta perspectiva hasta se podría rotular a nuestro planeta como algo inusual”.

Publicado el 9 de enero de 2014 2 comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 2 comentarios
Comentarios
ene 9, 2014
15:41
#1 María Inés Bruccolleri Rennella:

Muy interesante!. Y sobre todo para jóvenes aventureros y soñadores. Es como aquellos que tomaban un barco a descubrir nuevas tierras sin saber si las mismas serían realmente propicias para ellos, o simplemente, si llegarían a alguna. Esto será sólo para valientes!!…, y , como todo, sólo en los primeros viajes. María Inés Bruccolleri Rennella

Reply to this commentResponder

ene 10, 2014
22:33
#2 dr.rotciv:

Porqué limitarnos a la vida “tal como la conocemos”, ese es un gran error de la ciencia, pensar que los seres vivos por fuerza requieran de agua y buscar solo seres vivos cuyo metabolismo requiera agua.

Igual ya se ha comprobado que puede haber vida basada en silicio o con elemento arsénico, ¿porqué no otros tipos de vida que solo han sido relegados a la ciencia ficción?

Por que así sucede cuando leo artículos referentes a la búsqueda de vida, me decepciona leer siempre lo mismo y que tal parece leí un libro de ciencia ficción y se me ocurrió comprobar que tal vez son verdad las ideas postuladas por un visionario.

Reply to this commentResponder

Dejar un comentario