William Herrmann.

A eso de las 8:10 a.m. del 2 de diciembre de 1977, William Herrmann, residente de Charleston, Carolina del Sur, fue despertado por un intenso retumbo que sacudió su casa móvil. Tomando a su asustada hija que lloraba, se fue a la puerta, la abrió y vio un objeto plateado en forma de platillo que sobrevolaba las torres de energía eléctrica cerca del Río Ashley, no muy lejos de su casa.

Entre noviembre de 1977 y marzo de 1978, Herrmann y otros residentes de North Charleston fueron testigos de quince avistamientos de objetos voladores no identificados. Herrmann, al igual que sus vecinos, llevaba una vida imperturbable hasta que la tranquilidad fue rota por el sobrevuelo de estos extraños objetos en forma de disco.

Su casa móvil, en las vecindades del Río Ashley, se convirtió en uno de sus más importantes puntos de observación del fenómeno.

El ruido que los despertó a su hija y a él esa mañana de diciembre había procedido de la misma zona del objeto en forma de platillo. Herrmann lo comparó a un ruido causado por un serio descarrilamiento de trenes.

Esa mañana del 2 de diciembre, William no encontró extraño el suceso. El mes anterior, él había visto OVNIs los días 12 y 27 en la misma zona. De hecho, el 27 de noviembre tuvo la suerte de tener a mano su cámara Instamatic 126, con la que había tomado fotografías a su hija en la fiesta de su cumpleaños.

Herrmann logró tomar varias instantáneas del objeto, las que hizo llegar a la Base de la Fuerza Aérea de Charleston a petición del oficial de información de la base.

“Fui para ver al, en ese entonces, capitán Wade King. En la puerta de la base me saludaron el capitán King y un sargento de la policía militar. Este último me pidió las fotos y negativos para analizarlos en la base”.

Herrmann se rehusó y se llegó a un compromiso: permitió que el capitán tomara una foto para el análisis; en cambio, a Herrmann se le entregó un recibo. Unas tres semanas más tarde, después de haber hecho ampliaciones de 20 cm x 28 cm a todas las fotografías que había tomado, Herrmann volvió a la base para recoger la foto entregada al capitán King.

“Su opinión era que yo había fotografiado un Jet Phantom F4 de la Fuerza Aérea. Me dijo que si yo observaba bien de cerca, podría ver las alas y el estabilizador del avión. En ese momento saqué la ampliación que claramente mostraba el objeto en forma de disco. Él se enfureció y me dijo que me olvidara del incidente y que lo borrara de mi mente”.

Para William Herrmann, ese avistamiento y los que siguieron sólo reforzaron su convicción de que él y otros residentes de Charleston estaban siendo visitados por vehículos de otro mundo. La respuesta estándar ofrecida a Herrmann por la Fuerza Aérea era la de que habían dejado de recoger información acerca de los OVNIs desde que cerraron sus archivos con el Proyecto Libro Azul, pero Herrmann no lo creyó. El empezó a enlazar los retumbos asociados con algunos de los avistamientos de OVNIs con el fenómeno sky quake (‘aeromoto’) experimentado por los residentes de la costa este de Estados Unidos.

Para Herrmann, la tarea fue formidable. Con sólo la educación secundaria y un trabajo en mecánica de inyectores de diesel, él sabía que obtener credibilidad iba a ser difícil.

Para hacer las cosas más difíciles, el 3 de marzo de 1978, el Departamento de Defensa de Estados Unidos informó que los sky quakes se debían a los estampidos sónicos causados por aviones militares a propulsión. Curiosamente, la noticia daba conocer que la fecha inicial en que se habían manifestado los sky quakes había sido el 2 de diciembre, el mismo día en que Herrmann se había levantado sobresaltado por los retumbos y había visto un OVNI.

La primera parte del documento titulado “Ondas de choque de la costa este aparentemente causadas por raro efecto de estampido sónico”, dice lo siguiente:

“El Departamento de Defensa anunció hoy que las ondas de choque atmosféricas reportadas por los residentes del litoral en Nueva Jersey y Carolina del Sur a comienzos de diciembre de 1977 fueron aparentemente causadas por un raro estampido sónico producido por un avión… Desde el 2 de diciembre, más de una docena de extraños incidentes de sky quake que sacuden ventanas, paredes y pisos y producen otros efectos, han sido reportados a lo largo del Este y las costas del Golfo, principalamente entre Carolina del Sur y Nueva Jersey”.

A Herrmann no le cabía duda que esas noticias estaban destinadas al consumo público y que la verdadera razón de los temblores se hallaba en otro lugar.

Entonces, gracias a un contacto en la ciudad de Nueva York, Herrmann recibió copia de un memorándum (oficial) de Estados Unidos fechado el 16 de enero de 1978. El documento se refería al esfuerzo de un jet de Estados Unidos que intentaba interceptar a un grupo desconocido.

En parte, el reporte decía:

“A las 14:25 horas, el señor Drayton Cooper del noticiero del canal 2, en Mount Pleasant, Carolina del Sur, informó que había recibido numerosas llamadas telefónicas de ciudadanos que viven a lo largo de la costa, para señalar que habían escuchado retumbos.

Se llamó a los oficiales del Control de Operaciones de la base militar de Charleston, en Carolina del Sur, para informarles de tales eventos. Entonces, dos jets F-4 fueron enviados a investigar. Los dos interceptores F-4 volaron a puntos situados entre 60 y 120 Km de distancia de la Base Charleston de la Fuerza Aérea, a altitudes entre 3.000 y 7.500 m. Los aviones aterrizaron en Cecil Field, Florida, a las 14:55 horas”.

Pero ahí no terminaron las cosas. El siguiente párrafo revelaba que un contacto de Betty Shedburne, de la estación de radio WHAN, en Haines, Florida, reportaba ruidos entre las 16:15 y 16:35 horas, dos horas después de los reportados el 12 de enero de 1978.

Para William Herrmann, sin embargo, la parte más significativa del memorándum fue el último párrafo… Ahí figuraba una lista de los avistamientos de OVNI registrados a finales de 1977, incluyendo las horas exactas en que habían ocurrido con una breve descripción de su visita al capitán King de la Base Charleston de la Fuerza Aérea.

Publicado el 4 de febrero de 2010 Sin comentarios
Etiquetas: , , , , ,

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Compartilo!

Facebook Digg Twitter StumbleUpon Delicious Google+

Artículos Relacionados

 0 comentarios
Sin comentarios aún. ¡Sé el primero en dejar uno!
Dejar un comentario

Anterior
«
Siguiente
»