Glosario de Dioses Egipcios (LETRA S)

Satis

Nombre egipcio: Satet.
Nombre griego/romano: Satis/Hera.
Divinidad griega: Hera.
Representación: Antílope (sobre todo en Sehel) o mujer que lleva sobre la cabeza la corona del Alto Egipto flanqueada por dos cuernos curvados de antílope y, en ocasiones, dos plumas.

Puede aparecer con un tocado de buitre y sujetando con las manos un lazo y una flecha.

Sinopsis: "Aquella que corre como una flecha"; diosa muy antigua cuyo poder provoca la inundación y, por tanto, la fertilidad. Pudo ser diosa de la caza, por el arco y las flechas que lleva; con sus armas protegía al faraón y le purificaba con cuatro jarras de agua de Elefantina. Era además la guardiana de la frontera con Nubia, que defendía con sus armas. Se convertirá más tarde en el Ojo de Ra, asimilándose a Hathor y adquiriendo de ella funciones relacionadas con la fertilidad y el amor. En el Reino Medio se la hace esposa de Jnum y madre o hermana de Anukis, como miembro de la tríada Elefantina; con Jnum y Neith formaba la tríada de Esna.

Aparece como figura femenina con la corona del Alto Egipto y un par de cuernos de antílope, un cetro y el anj, o un arco y flechas. Su asociación a la inundación anual la llevó a ser identificada como una forma de la estrella Sepdet (Sotis) - que aparecía en el cielo nocturno cuando comenzaba esta estación- donde vive el alma de Isis y, desde este punto de vista, Satis es una forma de Isis, por lo que también se relaciona con Osiris. Cuando se construyó el templo de Dendera fue identificada con Isis-Hathor; también lo fue con Amonet de Tebas, Manat de Heliópolis y Renpet de Menfis; los griegos la hicieron con Hera. Fue adorada en la isla de Sehel, cerca de Elefantina.

-

Sejmet

Nombre egipcio: Sejmet.
Nombre griego/romano: Sacmis.
Divinidad griega: -
Representación: Leona o mujer con cabeza de leona. Lleva sobre la cabeza un disco solar con el ureo y ocasionalmente presenta apariencia itifálica.

Puede mostrarse bajo el aspecto de una mujer con cabeza de cocodrilo o representada mediante el Udyat, aunque esta iconografía es poco frecuente. Como defensora, la encontramos armada con un cuchillo que sujeta con sus manos.

Sinopsis: Su nombre significa “La Poderosa”; se encuentra entre los dioses que figuran en los Textos de las Pirámides.

Representa la energía destructiva del Sol y, como tal, en ella se aunaron los poderes beneficiosos del astro diurno junto a sus cualidades negativas.

Fue diosa de la guerra con connotaciones tremendamente sanguinarias cuando se encolerizaba. Capaz de causar dolencias y epidemias, se convirtió en patrona de los médicos. Éstos, al conocer bien a su divinidad, podían poner en marcha los medios necesarios para que las curaciones fueran efectivas, obteniendo el apaciguamiento de Sejmet y el retorno de la salud.

Unida al mito solar, formó parte de la leyenda de la Diosa Lejana, representando su aspecto colérico. La narración relata la partida de los dioses, enviados por Ra, en busca de Sejmet que se había retirado enfurecida a Nubia. Ella mataba a todo aquel que se encontrara a su paso y era necesario apaciguarla. Los dioses tratarán de aplacarla con música y danzas; aturdida, se lava en las aguas de la primera catarata del río Nilo y se convierte en una hermosa mujer (en otros textos se embriaga y de este modo, con los ánimos calmados, se convierte en Bastet o Hathor).

Unido al mito, anualmente y durante la estación de la inundación, los egipcios celebraban “La Fiesta de la Embriaguez”, cuyo objetivo era mantener a la diosa aplacada. Aquí los teólogos jugaron con un paralelismo entre la leyenda de la diosa que se marcha de Egipto para volver después de un tiempo y la crecida del río. Además, el brebaje que preparan los dioses para engañar a Sejmet se derrama por el suelo y, mitológicamente, lo inunda, al igual que ocurre con las aguas del Nilo, personificando una variante agraria del mito del eterno retorno. La sangre y el vino estaban íntimamente relacionados en la mitología egipcia.

Bajo el rey meroítico Natakamani, recibe culto en el mismo Meroe.

-

Selkis

Nombre egipcio: Serqet/Serket-Heru.
Nombre griego/romano: Selkis.
Divinidad griega: -
Representación: Escorpión de agua. A partir de la dinastía XIX, escorpión de tierra. Mujer con cuerpo de escorpión o mujer con un escorpión sobre la cabeza. En la dinastía XXI se manifiesta con cuerpo de mujer y cabeza de leona, con la nuca protegida por un cocodrilo. También se la representó bajo forma de serpiente.

Sinopsis: Diosa antigua de los escorpiones y la magia. Simbolizaba el calor abrasador del Sol. Su papel era fundamentalmente benéfico ya que protegía de las picaduras venenosas de escorpiones y serpientes. Se la llamaba "La que facilita la respiración en la garganta", ya que la picadura de este animal produce ahogo; también se la relacionaba con la que posibilita la respiración del recién nacido y del difunto en su renacimiento. En los textos funerarios es la madre del difunto, al que amamanta.

Sus sacerdotes eran verdaderos médicos y magos, dedicados a la curación de picaduras de animales venenosos. Era la protectora del vaso canopo que representaba a Kebehsenuf, y del sarcófago del faraón, juntamente con Isis, Neftis y Neith, llamadas las "cuatro plañideras divinas" y representadas como cuatro escorpiones. Se preocupaba de que la serpiente Apofis no saliera del inframundo. También era diosa de la unión conyugal.

Es hija de Ra, aunque algunas leyendas locales de Edfú la presentan como madre de Horajti, o como esposa de Horus. En los Textos de las Pirámides tiene como hijo a Nehebkau Se la representa con cabeza femenina y cuerpo de escorpión; sobre la cabeza llevaba unos cuernos con el Sol; o también como mujer con un escorpión en la cabeza. En la Dinastía XXI puede aparecer con cabeza de leona, cuya nuca es protegida por un cocodrilo.

A veces se la identifica con Seshat o con Isis. Originaria del Delta, también recibió culto en el Alto Egipto, en Edfú y Per Serket (el-Dakka). Su fiesta se celebraba el día 7 del mes de Joiak.

-

Seshat

Nombre egipcio: Seshat.
Nombre griego/romano: -
Divinidad griega: -
Representación: Mujer que lleva sobre la cabeza un vástago que termina en un objeto no identificado, parecido a una estrella de siete puntas. En las manos puede sujetar los utensilios de la escritura, un pequeño renacuajo y una hoja de palmera.Se cubre con una piel de leopardo.

Sinopsis: "Señora de los libros", diosa de la escritura y la historia; medidora del tiempo; fundadora de templos y protectora de sus bibliotecas. Asociada a los arquitectos, era llamada "Señora de los constructores" y aconsejaba al monarca en la fundación de los templos.

En la II Dinastía se la ve con el faraón midiendo las dimensiones de un nuevo templo. Fue una diosa de la realeza; para garantizar la inmortalidad del rey, grabó su nombre en las hojas del Arbol de la Vida, que crece cerca de donde ella habita. Como contable del tiempo, escribe los años del reinado del faraón en las hojas de una persea; también anotaba el número de cautivos o cualquier botín tomado durante las campañas del rey.

Compañera de Thot iba ataviada con una piel de leopardo y un emblema en la cabeza consistente en una estrella de cinco o siete puntas rematada por un arco o un creciente (o dos cuernos vueltos hacia abajo) y dos plumas. En las manos lleva una caña de escribir y una paleta de escriba. Es considerada una forma de Isis y también de Neftis, como reconstructoras del cuerpo de Osiris. Fue adorada en Hermópolis Magna. Era además señora del calendario y de la astronomía y al igual que su compañero Thot poseía grandes poderes mágicos como "Señora de la casa de los Rollos".

-

Seth

Nombre egipcio: Suti.
Nombre griego/romano: Seth/Tifón.
Divinidad griega: Tifón.
Representación: Animal tifónico (cuadrúpedo) en su totalidad u hombre con cabeza de animal tifónico. Animal fantástico formado con partes de otros.

No se ha podido determinar con exactitud si la bestia que representó a Seth fue o no un cuadrúpedo hoy extinguido. Entre las muchas interpretaciones que de él se dan, podríamos destacar: lebrel, asno, perro, okapi, jirafa, etc.

La mitología cuenta que tenía los ojos y el pelo de color rojo, tono identificado tradicionalmente con las arenas del desierto y los daimones. En Edfú está representado bajo la forma de un peligroso hipopótamo macho. Igualmente lo encontramos con aspecto de cocodrilo, que personifica el animal en el que fue transformado por obra del dios Gueb, después de que Seth asesinara a Osiris.

Sinopsis: Originario de Ombos, pudo suplantar y asimilar a otro dios más antiguo, llamado Ash, siendo ambos protectores de la producción y fertilidad en los oasis. La primera representación conocida se encuentra sobre la cabeza de maza del rey Escorpión, monarca de la dinastía I.

En los comienzos no debió de ser una deidad con connotaciones negativas, carácter que adquirió con el paso del tiempo, muy posiblemente respondiendo a sucesos políticos que pasaron a formar parte de la mitología y que se pueden entrever en la leyenda osiríaca. Es decir, a medida que la devoción hacia Osiris se hizo más popular, Seth se integró en el mito desempeñando el papel de hermano envidioso y adquirió su aspecto de dios del mal. Así, aparece en muchos textos como una divinidad violenta desde su nacimiento. Él desgarró el cuerpo de su madre Nut al nacer en la ciudad de Ombos.

Durante el Reino Antiguo, está en la onomástica de algunas reinas: “Aquella que ve a Horus y a Seth”.

Las luchas acaecidas entre Horus y Seth se desencadenan para vengar un asesinato. Seth ha matado a Osiris y su hijo Horus debe hacer pagar la ofensa. En estas contiendas Horus pierde su Ojo y Seth sus testículos, según recogen los Textos de las Pirámides. Con dicha narración se pretende legitimar el derecho de Horus para reinar sobre todo Egipto.

En otro plano, era el representante del Sur de Egipto, mientras que Horus encarnaba el Norte, hecho que se utilizó tanto con connotaciones negativas como positivas. En el primer caso se empleó para personificar las batallas acaecidas entre los habitantes de ambos puntos geográficos, contiendas que aparecen bien detalladas en el papiro Chester Beatty nº 1 o en el templo de Horus de Edfú. En el segundo caso, sirvió para encarnar a un representante benéfico, protector del Alto Egipto y vinculado con la realeza. Así aparece en la ceremonia del SemaTauy (función de atar las plantas simbólicas del Norte y el Sur, el papiro y el loto), acompañado de Horus (representante del Norte). En este sentido, es frecuente encontrarlo en las ceremonias de investidura donde Seth, junto a Horus, coronaba al monarca. Ambas deidades simbolizaron a los dioses de la realeza y a las divinidades del Norte y el Sur.

La historia de Seth pasó por diferentes fases. Sintetizando mucho podemos hacer una pequeña descripción de sus fases más importantes: durante el periodo tinita fue objeto de veneración oficial, siendo un dios del rango de Horus (reinados de Jasejemui, Peribsen). Adquirió connotaciones distintas en el periodo hicso, momento en el que es dios nacional y se identifica con Baal. La reacción subsecuente (dinastía XVIII), otorgó al dios la imagen abominable que se deriva de ser la deidad nacional de la ciudad de Avaris. Los ramésidas rehabilitan temporalmente al dios, ya que son reyes originarios de la zona de culto, y, durante el Reino Nuevo (en especial en la dinastía xix), se le asocia con asuntos militares. Durante el primer milenio a.C., vuelve a ser el dios asesino de Osiris.

Otras leyendas vinculan a Seth con la violencia y con el desierto, en contrapartida con su hermano Osiris que personifica el Valle Fértil. El mito narra el asesinato de Osiris por Seth, en perfecta analogía con el Valle del Nilo, territorio que debía luchar día a día para no ser aniquilado por las peligrosas arenas del desierto, que constantemente amenazan con avanzar hacia la tierra fértil.

Cuando se presenta con forma de antílope, personifica el momento en el que se había comido el Ojo de Horus. Por ello, el tipo de animal que adopta (oryx dammah) se sacrificaba en las fiestas de Osiris y Sokar.

Pese a que en la personalidad de Seth existen aspectos negativos, hemos de recordar que esta apariencia era absolutamente necesaria y vital en el pensamiento egipcio. Numerosos son los casos en los que la mitología egipcia nos muestra facetas de las fuerzas del mal; todas ellas pueden explicarse gracias a una ecuación bien sencilla: sin la presencia del mal, el concepto del bien no puede existir y los aspectos beneficiosos carecerían de sentido. Es más, sin la presencia de ambos, el orden, es decir la maat, sería inexistente o, al menos, no sería estable. Era necesaria la existencia de elementos positivos y negativos que cohabitaran simultáneamente.

En el Reino Nuevo, bajo su función funeraria, aparece en la barca de Ra defendiendo al Sol y al rey y sometiendo a la dañina serpiente Apofis, a la que atraviesa con una potente lanza. Este papel protector fue posiblemente el más antiguo.

Seth fue también patrono de las tormentas, de la guerra y de la violencia, pero en contrapartida fue igualmente la divinidad patrona de la producción de los oasis, al menos en la dinastía XIX.

-

Shu

Nombre egipcio: Shu.
Nombre griego/romano: Sos/Sosis.
Divinidad griega: -
Representación: Hombre que lleva sobre la cabeza una pluma de avestruz. Tiene los brazos levantados sujetando a la diosa del cielo Nut. Bajo su manifestación animal aparece como un león.

 

Sinopsis: Deidad cósmica presente en los Textos de las Pirámides, donde personifica el aliento del difunto, el aire. Sus huesos pueden adivinarse en el cielo, en forma de nubes que ayudan al rey en su ascensión a las alturas.

Su nombre significa “Estar vacío” y “Luz”; constituye el principio de vida. Es el aire (en el sentido de atmósfera, aire seco) que se encuentra entre el cielo y la tierra, su soporte, el lugar gracias al cual pueden vivir y respirar hombres, animales y plantas. Es el responsable de todos los fenómenos atmosféricos, siempre que estos no sean violentos. Su función como sustentador de la bóveda celeste queda muy clara en el Libro de los Muertos y se entendió que Hermópolis fue el lugar en el que “el dios Shu había levantado el cielo”. Así, es el creador de ocho Heh nacidos para poder sujetar la bóveda celeste en forma de vaca.

Relacionado con Onuris, formó parte del mito de la Diosa Lejana y presentó aspectos agresivos conectados con la mítica personalidad del rey.

Como dios funerario habita en el Más Allá. Tiene un carácter muy hostil, aunque sólo deben temerle aquellos que no hubieran sido suficientemente justos en la tierra. Él era el “fiscal” en el tribunal que juzgaba las acciones del finado y determinaba si era merecedor de vida eterna.

Formando parte de la enéada heliopolitana fue el elemento masculino de la primera pareja creada por Atum, nacido gracias a la expectoración o a la saliva de este dios. Era un aspecto de la deidad suprema (Atum Ra) en la creación, que simbolizaba la fuerza vital que anima el universo. Junto a su esposa, la leona Tefnut, esta pareja de gemelos expresan la realidad de lo masculino y lo femenino, personificando el orden que debe mantenerse y la multiplicidad de formas. Bajo tal imagen se representa como un león que, por otro lado, siempre fue símbolo guerrero, de protección y de creación. Por eso, en los Textos de los Sarcófagos figura como un dios creador.

Gozó de un importante culto en Época Ramésida.

-

Sobek

Nombre egipcio: Sobek.
Nombre griego/romano: Suchos.
Divinidad griega: -
Representación: Cocodrilo. Cocodrilo con cabeza de halcón. Hombre con cabeza de cocodrilo. Sobre la cabeza lleva cuernos retorcidos de los que emergen dos plumas, un disco solar y dos ureos. Puede adornarse con la corona atef. En Época baja es posible localizarlo con cabeza de toro, halcón, carnero o león. En su templo de Dahamsha aparece también portando un disco solar sobre la cabeza.

 

Sinopsis: Dios cocodrilo, de carácter beneficioso, creador del Nilo, que habría surgido de su sudor; dios de la fertilidad, de la vegetación y de la vida. Su culto se remonta a las primeras dinastías egipcias. Se le creía emergido de las aguas del caos en la creación del mundo. Era "Señor de las aguas". En el aspecto maligno se le representa como un demonio del Más Allá; se le asoció a Seth porque creaba peligro y desorden; en alguna versión del mito de Osiris se dice que Seth se escondió en el cuerpo de un cocodrilo para escapar sin castigo por su crimen; sin embargo él ayudó en el nacimiento de Horus y ayudó a destruir a Seth; también rescató a los cuatro hijos de Horus de las aguas de Nun, por orden de Ra. Su morada estaba al este de la montaña de Baju, por lo que recibía el nombre de "Señor de Baju"; también tiene allí un templo. Está relacionado con el punto cardinal Norte. En la localidad de Gebelein, Neith era su madre, aunque en Sais era su hijo.

Representado como cocodrilo o hombre con cabeza de cocodrilo, con la corona atef. En la Baja Época puede también aparecer con cabeza de halcón, toro, carnero o león. Se asoció con Amón, con Ra (como Sobek-Ra), con Horus, Herishef y Seth; este último aparece también como su padre. Los griegos le llamaron Suchos, que quiere decir "cocodrilo" y le identificaron con Helios. Su centro de culto estaba en Cocodrilópolis (Shedet), luego en Ombos, Tebas y el lago Moeris. Adorado en Shedet (El-Fayum) junto a Neith y Senuy, y en Kom Ombo, donde es esposo de Heket o de Hathor y padre de Jonsu. Su fiesta se celebraba el día 4 del mes de Joiak.

En el santuario de El Fayum tenían un cocodrilo sagrado vivo, Petesuchos ("El que pertenece a Suchos") como encarnación del dios y al que mantenían, en el estanque del templo con brazaletes y collares de oro. Según las referencias de Estrabón el cocodrilo era alimentado con pan, carne y vino, alimentos ofrecidos por los peregrinos que se acercaban hasta el templo a observarle. Un sacerdote se acercaba al animal y le abría la boca mientras otro le daba las ofrendas.. El Faraón Sobekhotep tomó su nombre, que significa "Sobek está satisfecho"; aunque la primera que se puso bajo su protección fue la reina Sobeknefrure. Otro fue Sobekemsaf ("Sobek es su protección"). Su culto, centrado en el Fayum, se encontraba muy extendido, sobre todo en zonas de dependencia del agua, donde se le veneraba para aplacar la ira de su animal sagrado, el cocodrilo. Fué también adorado en el-Rizeiqat, Gebelein y Esna.

Sobek personificó la acción fecundadora y beneficiosa del agua, pero a la vez, también fue su potencia destructora.

-

Sokar

Nombre egipcio: Sokar.
Nombre griego/romano: Sokaris.
Divinidad griega: -
Representación: Hombre con cabeza de halcón (o gavilán). Puede tener apariencia momiforme. Gavilán o halcón con alas desplegadas situado sobre una pequeña colina. Con bastante frecuencia lo encontramos situado en una montaña de poca altura, sobre la que se encuentra una barca con una cabeza de gavilán. En las manos puede llevar un cetro adornado con un pilar dyed.

 

Sinopsis: Dios de la oscuridad, del Mundo Inferior (la Duat), del que guardaba la puerta de acceso, y dios la decadencia en la tierra, adorado en la necrópolis de Sakkara, cerca de Menfis. Su origen es anterior a la fundación de la ciudad y en un principio fue adorado como dios de la tierra y la fertilidad. Se le atribuía la barca henu, que conducía al muerto hacia las regiones celestes.

En la fiesta que se le dedicaba el día 27 del mes de Meshir, se arrastraba una piedra (quizás su imagen de culto) a través de los campos, tirada por una barca, mientras que la gente le seguía con guirnaldas de cebollas alrededor del cuello.

Era protector de los muertos, garantizando sus transformaciones nocturnas, debido a que su centro de culto se hallaba cerca de la necrópolis; también era el responsable de la apertura de los ojos del difunto y patrón de los herreros, siendo como tal el que fabricaba los huesos del rey y moldeaba los cuencos de plata usados en la comida del difunto y para contener perfumes, y los aceites y resinas empleados en las ceremonias de los dioses. Vivía en una caverna secreta llamada Imhet, situada en la quinta hora de la Duat, donde alimenta los corazones de los difuntos; esta morada tiene como suelo arenas, por lo que la barca solar tiene que desplazarse en trineo o transformarse en serpiente para poder avanzar por ella, por ello Sokar lleva el epíteto de "El que está sobre su Arena". Tuvo una contrapartida femenina llamada Sokaret.

Se le representa sentado sobre un trono con el uas y el anj en las manos, y posteriormente, a partir del Reino Nuevo, como halcón, o como momia con cabeza de halcón, corona atef y sentado sobre una piedra; aunque al principio parece haber sido más bien un gavilán. Se hallaba entre el ajuar funerario, y en un pedestal se le colocaba el papiro del "Libro de los Muertos". Cuando Ptah se convirtió en el patrón de la ciudad de Menfis ambos dioses se fundieron en Ptah-Sokar. A partir del Tercer Periodo Intermedio fue asociado a Ptah y Osiris, formando la divinidad Ptah-Sokar-Osiris, que reunía las funciones de creación, metamorfosis y renacimiento. Fue adorado en Menfis.

-

Sothis

Nombre egipcio: Sopdet/Sepedet.
Nombre griego/romano: Sothis/Sirius (estrella de Sirio).
Divinidad griega: -
Representación: Vaca (su primera representación). Mujer con una estrella sobre la cabeza. Puede llevar un tocado formado por dos altas plumas verticales al que se suma una pluma de avestruz en diagonal, que sujeta con su mano derecha, y un disco en la base. Todo el conjunto, a veces, lleva añadido un par de cuernos de gacela. Mujer en pie sobre su barca y acompañada de un perro.

 

Sinopsis: Los Textos de las Pirámides recogen tradiciones astrales, solares y osiríacas. Sothis (Sirio) forma parte de dicha tradición estelar que pudo ser la más antigua. Según este corpus, guiaba al rey por el Más Allá y éste se unía a ella para dar nacimiento a la estrella de la mañana.

Por su relación con la inundación fue la representante del astro que anunciaba la crecida anual del río Nilo, el más brillante cuando se acerca el solsticio de verano y que marcaba el comienzo del año nuevo. Los egipcios llamaban “Año Sothíaco” a aquél en el que coincidía la aparición de Sirio en el horizonte con el comienzo de la inundación. Por esta razón se la denominó “La Brillante del Año Nuevo”. Con motivo de la inauguración del año, se celebraba una fiesta muy importante, que requería gran cantidad de ritos mágicos para conjurar la partida de un año “viejo” y celebrar la llegada de uno nuevo, renovado. Era un momento delicado ya que todas las fuerzas mágicas estaban en movimiento.

Ligada a las aguas benefactoras que inundaban el país, se convirtió en esposa de Hapy.

Estuvo identificada con Isis y con Orión (Osiris); este último se vinculaba al limo fertilizante que quedaba posado en las tierras tras la retirada de las aguas de la crecida. Por todo ello, Sothis se ligó a las buenas cosechas, enfatizando su papel de diosa de la fecundidad, de la agricultura y del tiempo.

Con el desarrollo de la civilización egipcia, se convirtió en la madre que amamantaba al difunto para que no pereciera en el Más Allá, ayudándole a ascender a los cielos. En esta función participó en el ciclo de nacimiento y renacimiento, tan habitual en el pensamiento religioso egipcio. Es decir, Orión y Sothis abrazaban al fallecido y le daban vida futura.

Otras formas de la diosa Sothis fueron: en el Reino Medio Sothis-Horus y en Época griega Sothis-Inpu, dotándola de un aspecto masculino.

-
< Anterior letra

Fuentes: Rosa Thode Mayoral, Elisa Castel.

:: MysteryPlanet ::